El frigorífico de Quines mejorará la sanidad y el negocio ganadero

El Ministerio del Campo aportó 2.600.000 pesos para elevar de categoría al viejo matadero. Podrá faenar hasta 80 animales diarios, entre novillos, cerdos y caprinos.

Control sanitario de la carne que consumen los vecinos y un negocio más justo para los 1288 ganaderos del Departamento Ayacucho, serán los mayores impactos que producirá en el norte provincial el frigorífico que se construye en la localidad de Quines y que se inaugurará en mayo de 2010.

Productores, intendentes y funcionarios del Ministerio del Campo coincidieron ante El Diario de la República durante una visita a las obras: la mayoría de la carne vacuna que se consume en las poblaciones de la zona proviene de faena casera con casi nula fiscalización veterinaria.

El viejo y desguazado matadero de Quines recibió una inversión del gobierno provincial de 2.632.076 pesos pasa transformarlo en frigorífico con "tránsito provincial", una categoría que lo habilita para comercializar cortes bovinos, caprinos y porcinos.

La planta tendrá unos 800 metros cuadrados cubiertos, tres veces más que el abandonado matadero, con una capacidad de faena de 80 animales diarios y dos enormes cámaras que funcionarán con distinto frío para la maduración de la carne pos faena.

El predio de seis hectáreas protegidas con alambre olímpico impresiona en medio de la obra por nueve enormes fosas de cinco metros de profundidad que servirán para tratar el agua utilizada durante la faena. Los 1.500 litros que consume cada vacuno hasta convertirse en media res, se volcarán en los piletones donde se dividirán sólidos y líquidos para terminar con agua para riego y desechos que las lombrices californianas convertirán en abono para producciones hortícolas.

Inicialmente tendrá doce empleados permanentes que dependerán de quienes gestionen el frigorífico, para lo que se convocará a un concurso dirigido especialmente a consorcios de productores.

"Esto demandará mano de obra calificada y para que se tome gente de la zona, hay que empezar a capacitarlos ya", sugirió el ministro del Campo, Sebastián Lavandeira Muñoz, a los intendentes de Quines y Candelaria, Walter Gatica y Fernando Casas.

La idea del ministro que en un año o menos, con un equipo de técnicos y operarios bien entrenados, se gestiones ante el Senasa la calificación de "tránsito federal", con la que podrán vender al resto de las provincias argentinas.

Representantes de la constructora SAPEM brindaron en el lugar detalles técnicos sobre el avance de la obra de "ampliación, mantenimiento, refacción, refuncionalizacion y equipamiento" del frigorífico de Quines, que comenzó el 24 de agosto pasado.

"Vemos cumplirse el objetivo de facilitar la cadena comercial de los productores de San Luis, porque con esta iniciativa el ganadero podrá vender su carne directamente el frigorífico", explicó Lavandeira Muñoz antes los concejales de Quines, también invitados a recorrer las obras.

Comentá la nota