Ex frigorífico: el municipio intenta captar inversores.

Ex frigorífico: el municipio intenta captar inversores.
El ex frigorífico sigue en desuso. Una enorme propiedad de 24 hectáreas…, para nada. La municipalidad local intenta atraer inversores. Pero hay dos obstáculos: el enorme edificio (33 mil metros cuadrados) y papeles sin terminar.
El edificio y predio circundante del ex Frigorífico Gualeguaychú se encuentran inactivos desde hace varios años y, lo que es más importante, improductivos. Para ser útiles de nuevo no necesitan regresar al negocio de la carne. Podrían convertirse en muchas cosas: amplio centro cultural o universitario; shopping y complejo turístico (hotelería y otras prestaciones); marina para actividades fluviales, centro de esparcimiento, o varias de estas propuestas juntas.

Sin embargo, los inversionistas no aparecen. Y si lo hacen, consultan apenas, con cuentagotas. “Estamos en campaña de hacer contactos para interesar a distintos empresarios –dijo a El Día el intendente Juan José Bahillo-. Ha habido tres interesados. Pero cuando ven las dimensiones del edificio se asustan. Lo que nosotros quizá percibimos como una virtud del inmueble –su tamaño-, para el inversor es un problema, porque le queda grande. Dicen que es enorme para reacomodarlo, para ponerlo en valor o en condiciones, que les alcanzaría con el 30% de lo que hay y que invertir de cero les resultaría más barato. El edificio sobrante es un inconveniente, porque no puede quedar así sino que necesitaría ser mejorado y ello representa un costo”, explicó.

No obstante, uno de los interesados prometió acercar una propuesta.

¿En qué carácter sería entregado el inmueble a un inversionista? ¿Venta, concesión? “No está definido ni lo hemos hablado con los interesados –respondió-. Es una cuestión que debe pasar por el debate en el Concejo Deliberante, quien tendrá que encontrar la mejor forma posible. Por ahora, no queremos condicionar el proyecto con una figura u otra”.

Por otro lado, las alternativas son varias. “Si hay por ejemplo una inversión que realce la zona en materia de estructura, significa a su vez una mejora social y nosotros lo evaluaríamos. Puede ser una herramienta importante –amplió Bahillo-. Nosotros podríamos intercambiar entonces el inmueble por terrenos que se sumen al banco de tierras del municipio, ya que tenemos mucha necesidad de ellos para construcción de barrios, y sabido es que casi no hay terrenos libres en la ciudad”.

(Nota: ¿parte de las 24 hectáreas del predio no podrían destinarse de antemano al banco de tierras, sin necesidad de canjear nada? De paso, se achica el costo para el inversor).

¿Ha hecho el municipio alguna salomónica propuesta, para evitar el pánico de los interesados al ver semejante monumento? Esto es, sugerir un seccionamiento en dos, tres o más proyectos. “No hasta ahora –aclaró. Y agregó un detalle llamativo-: Sucede que administrativamente no está terminada la escrituración a favor del municipio. Hay una ley que se está cumplimentando…; todavía no ha concluido la gestión de traspaso de la empresa rusa Viktor SA a la provincia. Recién cuando ello termine, la provincia podrá traspasarlo efectivamente al municipio”.

¿Y estos trámites tardarán cuánto? “La demora se produjo en el Registro de la Propiedad –indicó el intendente. Ahora, sabemos que el Registro tendrá listo todo en 30 días. Pero hasta que no tengamos la cuestión dominial completa, no podemos hacer un llamamiento público. Ahora, si aparece una iniciativa, la atendemos”.

Así las cosas, el enorme es frigorífico espera.

El ex Frigorífico Gualeguaychú fue motor de la economía local durante muchas décadas. En tiempos de esplendor llegó a tener más de 800 empleados. Y conseguir un puesto laboral en la empresa era asegurarse un trabajo de por vida, con excelente remuneración, todos los servicios sociales (maternidad, guardería, escuela, actividades recreativas), atención de la educación de los hijos, mutual, club social y de deportes y más.

La construcción del edificio se llevó a cabo con materiales de primera, lo que se refleja en su solidez actual (no presenta grietas). Su actividad en el rubro de la carne fue una marca de calidad gualeguaychuense en el país y en el mundo.

El predio del ex frigorífico ocupa 24 hectáreas y 33 mil metros cuadrados cubiertos.

Comentá la nota