En Frías se quieren encender hornos de la industria calera

Regreso. A pocos kilómetros de Frías proyectan encender siete hornos, lo que podría generar una importante cantidad de puestos de trabajo.
FRÍAS, Choya (C) Choya se ha caracterizado por contar con un gran yacimiento de piedra caliza. En los años dorados entre las décadas del 70 y el 80, se constituyó en una de las zonas de producción de cal más importantes del Norte, hasta que la crisis tocó las puertas por la falta de inversión.

Hoy, una empresa familiar dedicada a la extracción de este producto ha iniciado gestiones ante el Gobierno de la provincia, con las ventajas que ofrece la Ley de Promoción Industrial en vigencia, para encender nuevamente sus hornos y sumarse así a la reactivación de un mercado que tiene poca presencia, mucha persistencia y lentamente quiere volver.

La firma en cuestión se llama Agrocal. Inició sus actividades en el año 1975 extrayendo piedra caliza desde la Villa Ancaján. La fábrica se construyó unos siete kilómetros de Frías, sobre la ruta provincial Nº 6, en un predio de 20 hectáreas lindantes con el gasoducto. Los 7 hornos, tipo vertical, que quieren volver a encenderlos, aunque sea de manera paulatina, representarían, según el proyecto, el 50% del potencial productivo del departamento.

La alternativa de empleo directo calculado es para más de 70 personas y el criterio que se adoptará para la selección del personal será el llamado mano de obra familiar. Si bien la relación laboral es individual, la idea es contratar a dos o tres integrantes de un mismo grupo familiar donde el jefe de hogar, ya capacitado en la actividad minera, irá transfiriendo su experiencia.

Cuando los hornos de las empresas que invirtieron en Choya se apagaron, quedó funcionando uno sólo. Últimamente se está volviendo lentamente a la apertura de nuevas caleras en la zona. "

La inversión de este proyecto se basa en tres aspectos fundamentales: refacciones y construcciones en edificios e instalaciones generales; planta de molienda y embolsado e instalación eléctrica.

El paquete tecnológico implica la remodelación del sistema de hornos para funcionar con gas natural y la construcción de una planta hidratadora, y la adquisición de rodados y equipos pesados para la extracción, carga y transporte de materia prima y producción.

Los hornos verticales usaban leña como combustible para quemar la piedra caliza. En las provincias de San Juan, Mendoza y Jujuy, éstos han sido adaptados para quemar con gas natural y, opcionalmente, carbón residual, logrando resultados satisfactorios en cuanto al aprovechamiento calórico.

De acuerdo con lo establecido en el proyecto de inversión presentado ante el Gobierno de la provincia, la empresa friense estima una producción de entre 4.500 y 5.000 toneladas mensuales, que implica la voladura, trituración, carga y transporte de 9.000 toneladas de piedra; el movimiento de 250 equipos con 28.000 bolsas de cal y la generación de todas las actividades referidas a la provisión de bienes y prestaciones de servicios subsecuentes. 

Comentá la nota