El Frepam quiere echar a Petitti por "inhabilidad moral"

La Constitución Provincial dice que se podrá destituir a un diputado con el 2/3 de los votos. Podría ser por desorden de conducta en el ejercicio de sus funciones, "o por inhabilidad física o moral".
En tanto el oficialismo demora en la Legislatura su posición sobre el tema de la diputada Silvia Alicia Petitti, el Frepam planteó ayer en la comisión de Investigaciones y Reclamos Públicos su "inhabilidad moral" encuadrada en el artículo 67 de la Constitución Provincial.

Petitti estuvo sentada junto a una colaboradora en un rincón en la reunión de la comisión, y era evidente que su presencia resultaba perturbadora para algunos legisladores.

El bloque Frepam, con Josefina Díaz como vocera, solicitó se le de vista para que ejerza su derecho de defensa, a la vez que a Petitti, y sostuvo que debe analizarse su conducta bajo dos aspectos: eventual omisión en la declaración jurada efectuada ante el Tribunal de Cuentas, y eventual inhabilidad moral en base a los datos que surgen del informe de ese organismo y de la consulta formulada al Banco Central de la República Argentina sobre cheques emitidos y rechazados por falta de fondos, y considerando también sus declaraciones periodísticas.

Josefina Díaz, la legisladora radical -quien precisamente ingresó a la comisión reemplazando a Petitti-, pareció algo consternada al usar de la palabra, pero no obstante precisó que una consulta efectuada al BCRA revelaba el 26 de enero que la piquense registraba un total adeudado a cinco entidades financieras de $ 100.200, con situación 3. Esto es que tiene problemas para atender normalmente la totalidad de sus compromisos financieros y que, de no ser corregidos, pueden resultar en una pérdida para la entidad financiera.

La deuda.

De la misma consulta surgía que eran 106 los cheques rechazados por falta de fondos por un total de $ 524.409,30.

En tanto una consulta de ayer revela que la situación crediticia se mantiene en 3, el monto de la deuda se incrementó en $ 105.900, y la cantidad de cheques se elevó a 119 por un monto de $ 610.120,30.

En consecuencia el Frepam -a través de la propia Josefina Díaz, Carlos Pessi, Hugo Pérez y Claudia Giorgis- le imputa emisión de los cheques, sin relación a la factibilidad de pago con los ingresos disponibles o previsibles; emisión de cheques mientras era diputada provincial, lo que avalaba para sus eventuales receptores una mayor cobrabilidad; y finalmente reconocimiento periodístico de haber recurrido a usureros sin formular la denuncia penal correspondiente.

Los cuatro legisladores del PJ presentes, comenzando por el presidente de la Comisión Horacio D'Amico se mostraron remisos a definirse sobre la cuestión, y fue Hugo Pérez quien apuró al legislador de Macachín. Mientras tibiamente D'Amico presentó la cuestión y se quedó esperando Pérez le dijo: "Claro que queremos hablar. Arranque presidente".

"No hicimos todavía una evaluación dijeron los justicialistas, además del presidente Sandra Fonseca, Roberto Robledo y Mariano Fernández, a la vez que expresaban que podrían tener una respuesta "en una semana".

A la justicia.

Juan Carlos Scovenna, quien no es integrante de la comisión, pidió participar y dijo lo suyo. Indicó que el informe del Tribunal de Cuentas era por lo menos ambiguo al señalar que "no resulta absolutamente veraz" la declaración jurada de Petitti.

En tal sentido razonó que debía trasladarse la cuestión al fiscal de turno, para que investigue si había una conducta delictiva de la diputada, pero paralelamente se debía investigar al Tribunal de Cuentas que si advirtió un ilícito no lo denunció penalmente. Agregó que no le constaba que se hubiera formulada o no la denuncia.

Natalio Peres y Rubén Rivero, ya destituidos del organismo, son dos de los firmantes del informe del Tribunal de Cuentas para la Cámara de Diputados.

Habrá que esperar aún una semana para conocer qué decide el justicialismo sobre la suerte de Silvia Alicia Petitti.

Comentá la nota