El Frente de Todos logró su objetivo en la Capital

Es porque las municipales serán finalmente el 13 de septiembre, coincidentes con las provinciales. Vignolo prefería la fecha del 4 de octubre.
El bloque del Frente de Todos del Consejo Municipal capitalino logró en la noche del jueves último una victoria clave en la votación del proyecto para que las elecciones comunales del principal distrito capitalino se realicen en coincidencia con las gubernativas provinciales el 13 de septiembre, una fecha que el actual intendente intentó dejar de lado (ver página 5) para no ver atada su suerte a las posibilidades electorales de la formación opositora que lidera el senador provincial Ricardo Colombi en el marco de una estrategia que finalmente cayó como consecuencia de los dos tercios que logró reunir la moción de la alianza liderada por el gobernador de la provincia.

Aunque el resultado de la sesión fue una definición de las elecciones capitalinas para septiembre por unanimidad, el concejal Claudio Polich remarcó que "se trata de un triunfo de nuestra parte porque estaban buscando la forma de desdoblar las elecciones porque saben que a Ricardo le va cada vez peor y querían desengancharse de él para jugar su propia suerte en otra elección, con todos los costos políticos, institucionales y económicos que eso significa para la ciudad".

Fueron claves las posiciones que mantuvieron en todo momento los concejales Alfredo Vallejos, Gisela Gasparini, Juan José López Desimoni y otros referentes del Frente de Todos que desde un principio pujaron para mantener el 13 de septiembre como única fecha electoral, para que la contienda en las urnas se lleve a cabo "en un marco de sensatez y sin elementos disonantes como los que también intentó imponer a último momento el bloque que responde al intendente Carlos Vignolo con el proyecto de reforma de la Carta Orgánica, también rechazado", resaltaron los ediles opositores.

INTENTONA

Para los concejales del Frente de Todos, la intentona de Vignolo de filtrar el debate electoral con una pulseada superpuesta por convencionales estatuyentes que habrían de reformar la Carta Orgánica "intentaba desvirtuar el sentido del debate central que deben enfrentar los ciudadanos capitalinos en septiembre: la decisión de un cambio y de la instalación de una administración municipal que, con un Concejo Deliberante mejor conformado, haga lo que esta gente que se está yendo no pudo en cuatro años", remarcó Polich.

"Quisieron meter el proyecto de reforma por la ventana, a las apuradas, y para tratarlo necesitaban los dos tercios, pero no pudieron lograr el consenso y logramos evitar que se desvirtuara el eje central de las elecciones de este 13 de septiembre que es cambiar al intendente y colocar los concejales que acompañen la gestión de la administración que triunfará, que será la del Frente de Todos", explicó el edil capitalino.

Comentá la nota