El Frente Grande, con Weretilneck a la cabeza, piensa en el 2011

Cipolletti (ADN) – El Frente Grande rionegrino reafirmó hoy el apoyo a la postulación a gobernador de Alberto Weretilneck, por lo que comenzará a trabajar para sumar otras fuerzas al proyecto. "El partido cuenta con una ventaja muy grande: tener un candidato ganador, honesto, con un proyecto claro para la provincia. Un dirigente nato", expresó Mabel Rigoni, referente local del FG.
La asamblea desarrollada en el Círculo Italiano quedó al margen de la disputa interna por la situación de los congresales nacionales de la fuerza. Por un lado, no se discutió sobre el pedido de expulsión de la senadora María José Bongiorno por su voto negativo al proyecto de Ley de Medios. Por otro, "ninguno de los tres estuvo" en la asamblea, manifestó Rigoni en alusión a Bongiorno y los diputados nacionales Julio Arriaga y Lorena Rossi. Ambos adelantaron que si la congresal es sancionada, abandonarán el FG.

"Fue una asamblea muy buena, con presencia de todas las mesas locales en la que se ratificó la postulación de Weretilneck", manifestó Rigoni. Entre otros dirigentes participaron Carlos Valeri (titular del FG en Río Negro), Claudio Di Tella, Julio Acavallo y Marcelo Mango, además del propio Weretilneck.

Ahora "cada mesa local tiene la misión de hacer conocer la propuesta para el 2011 para que todos aquellos que se quieran sumar puedan hacerlo", expresó Rigoni quien destacó que "la puerta a una alianza está totalmente abierta". La condición será "que compartan el proyecto de provincia que encabeza Alberto (Weretilneck).

El futuro de la provincia, según el proyecto de Weretilneck y el FG debe basarse en educación, salud, acceso a la tierra, seguridad, atención de jóvenes y adolescentes y a la integración provincial con regionalización.

"Hay que comenzar gestiones con otros sectores de Río Negro para que el espacio nuevo sea realidad", sintetizó el documento de la asamblea.

Documento final del Frente Grande:

El Frente Grande ante la crítica realidad provincial

Necesitamos construir un espacio más amplio para convocar al cambio en 2011

La situación económica y social del Estado provincial rionegrino se está deteriorando a una velocidad creciente. La conflictividad en ascenso, la caída de servicios imprescindibles, la ausencia de lineamientos claros para la producción y el desarrollo, amenazan con paralizar la administración y el traslado del costo de la crisis a todos los rionegrinos. Que se traducirá en menos calidad de vida.

La vulnerabilidad de la economía provincial se pone de manifiesto ante cualquier cambio de la situación nacional o provincial, que repercute y afecta a todos por igual. Y esto ocurre porque nunca se enfrentaron las causas que originan la crisis: el endeudamiento, la falta de orden y gastos desproporcionados.

Sin capacidad de respuestas, sin reflejos, la dirigencia de los partidos tradicionales fuga hacia adelante con propuestas que buscan ganar tiempo sin resolver los problemas de fondo.

Ante este panorama, como integrantes de un partido que parte de una concepción de provincia más integrada desde lo social y lo territorial, entendemos necesario comenzar con la construcción de un espacio político que represente la vocación transformadora de la gran mayoría de las rionegrinas y rionegrinos.

Un espacio que a partir de priorizar las coincidencias, convoque a todos los que sientan la necesidad de hacer de Río Negro una provincia que provoque las ilusiones de progreso y bienestar para todos sus habitantes.

Este nuevo lugar debe permitir la confluencia de las rionegrinas y rionegrinos de buena voluntad que estén dispuestos a aportar sus propuestas para reconstruir la provincia desde bases firmes. Respetando las diferencias partidarias, las historias y las identidades, para construir un movimiento que refleje la amplitud de miras de todos los sectores y se constituya en la expresión política de esa voluntad de cambio.

Consideramos que es el momento para que la Mesa Provincial del Frente Grande rionegrino comience a realizar gestiones con otros sectores de Río Negro para que ese espacio nuevo pueda ser una realidad en 2011. En esta búsqueda deberemos comenzar con partidos políticos nacionales, provinciales y municipales que tengan mayor afinidad con nuestra propuesta. Pero este proceso de construcción debe hacerse extensivo a otras fuerzas sociales que deseen participar: agrupaciones vecinales, organizaciones sindicales, cámaras empresarias, instituciones y ONG’s que quieran compartir esta iniciativa.

Comentá la nota