El Frente Grande llama a internas y busca demostrar que está vivo

Arriaga, Weretilneck y la dirigencia ponen la mira en la elección provincial del 2011.

CIPOLLETTI (AC).- Se dejó prácticamente en libertad de votar según sus propias convicciones a diputados nacionales y a la senadora. No se juzgó la actitud de los que llegaron por el partido a cargos electivos y luego se fueron y formaron otro, como Fabián Gatti. No se articuló ninguna estrategia de alianzas. Pero con mucho énfasis, el Frente Grande de Río Negro resolvió en su asamblea provincial de ayer fortalecer la estructura de la fuerza, seguir creciendo, centrar la vista en lo que siempre fue un objetivo fuerte, la gobernación rionegrina y realizar las elecciones internas para la normalización orgánica el 8 de marzo del 2009, buscando una lista de unidad.

"Todas las demás cuestiones hay que dejarlas para cuando se haya realizado la interna", sentenció Weretilneck quien en definitiva, con su mensaje, fue pautando las grandes líneas por donde se iirá moviendo el frentegrandismo al menos hasta marzo venidero.

La asamblea estuvo muy concurrida, con la participación de más de 200 personas, muchas llegadas en representaciones del interior. Comenzó a las 11 en el Marabunta Rugby Club y finalizó pasadas las 15.

En la cabecera estuvieron Weretilneck, Julio Arriaga, Julio Accavallo, Lorena Rossi, Facundo López, Guillermo Gatto, María Bongiorno y otros.

Se aprobaron los balances y le tocó el turno a Arriaga de explicar sus posiciones en relación con el bloque oficialista del Frente para la Victoria.

Reiteró lo que se conoce sobre la resolución 125 de retenciones a la soja. "Voté a favor porque se comprometieron a bajar al 5 por ciento las retenciones de peras y manzanas. El gobierno dijo luego "no". Y el gobierno sigue cometiendo errores", destacó, como el manejo del Indec y los superpoderes, a los que también se opuso. Y se opuso asimismo junto con Felipe Solá, y un proyecto alternativo, a la estatización de las AFJP. En esto hubo un momento de tensión porque el barilochense Gerardo Fernández, hablando en su nombre y en de gente de aquella zona andina, le dijo en la cara que con las AFJP había "decepcionado" y que tendría que haber apoyado al gobierno de Cristina Kirchner. Arriaga refutó esto y tomó la posta Weretilneck, luego de una sosegada Bongiorno, fiel devota con sus votos al oficialismo kirchnerista.

Con un manejo total de la situación, el intendente cipoleño dejó en claro que como no hay resoluciones orgánicas del partido los representantes nacionales votan, al menos hasta marzo, según sus convicciones; que no había que juzgar a los que se fueron. "Nosostros también nos fuimos alguna vez", recordó, trayendo a colación la ruptura en el MPP, indicando que eran los que se alejaron quienes debían explicaciones.

También dijo que sobre las discusiones de la política nacional había que privilegiiar el objetivo de ganar la provincia, haciendo valer los miles de votos logrados cuando Arriaga fue candidato, 50.000, el 21 por ciento del total, trabajando para fortalecer al Frente Grande.

"Hay que volver a las calles a demostrar que estamos vivos", graficó.

Habrá cambios en la composición de los cuerpos colegiados de conducción y por último se fijó la interna -aunque buscando una lista única- para el 8 de marzo del 2009.

Comentá la nota