Si el Frente Cívico se une, el PJ tendrá que aceptar su alternativa de 300 millones

Es una idea para pagar sueldos y enviar dinero a municipios. La composición de la Cámara Alta favorecería a la oposición a la hora de votar.
A pesar de estar dividido, el Frente Cívico puede tener en sus manos el futuro de la ley de endeudamiento de la Provincia. Esto ocurre por la composición de la Cámara de Senadores, y sucederá si los 17 senadores de la oposición se ponen de acuerdo para avalar un proyecto alternativo, que obligará al PJ a tener que llegar, sí o sí, a un trato con esta unión de partidos si lo que se quiere es obtener la mayoría especial necesaria para poder darle sanción definitiva al proyecto. La propuesta del Frente es avalar sólo 300 millones de pesos y poner una serie de condicionamientos para darle esta herramienta al Gobierno. el motivo. Por tratarse de deuda pública, el proyecto enviado por Celso Jaque para obtener 420 millones de pesos, de los cuales 60 irán a los 18 municipios, necesita para aprobarse dos tercios de los votos de los legisladores presentes en la sesión.

Todo parece indicar que mañana, cuando se vote la propuesta que ya viene con media sanción de Diputados, serán 37 los senadores que se sentarán en sus bancas (con excepción de la demócrata Nelly Gray de Cerdán, de viaje); de ellos, 25 tienen que dar el voto positivo.

Este número desvela al oficialismo porque, uniendo los votos del PJ, Eje Peronista, PD, y hasta un senador que le es fiel a Victor Fayad (Sergio Bruni), llegan a sumar 20 voluntades a favor del endeudamiento. Todavía necesitan 5 votos más y, por esto, el oficialismo apunta a los legisladores que tienen una línea bajada por los intendentes.

Por otro lado, los integrantes del Frente Cívico se mostraron proclives a negociar una posición en conjunto y por eso diseñaron con sus equipos técnicos un proyecto alternativo al del Ejecutivo. Lo que harán es ofrecer un endeudamiento por menos plata (entre 300 y 340 millones) que garantice el pago de los salarios de los empleados públicos y el dinero para enviar a los municipios, y que, además, cumpla con algunos condicionamientos.

Entre estos, harán hincapié en que se limite el déficit en el presupuesto 2010, que se especifique el organismo con el que se va a contraer la deuda y que, en lo posible, sea nacional. Por último, pedirán precisiones sobre los mecanismos de pago.

Si los 17 senadores que componen el Frente apoyan esta propuesta, dejarán al Ejecutivo en un callejón sin salida, teniendo que arreglar sí o sí con ellos para destrabar la ley.

Según el presidente del bloque del Confe en el Senado, Aníbal Rodríguez, es muy probable que así suceda, ya que tanto cobistas como radicales, además de Guillermo Amstutz (Unidad Popular) y Alejandra Naman (ARI) serán invitados a apoyar la iniciativa, ideada por el ex ministro de Hacienda de Roberto Iglesias, Enrique Vaquié.

Según Miguel Serralta (PJ), el oficialismo no aceptará cambios en el proyecto que ya viene con media sanción del Ejecutivo. Dijo que si la oposición no quiere apoyar, no habrá ley y los municipios no recibirán plata. Además, agregó que si esto ocurre, los legisladores, intendentes y funcionarios tendrán que dar el ejemplo y donar los sueldos. Por último, Carlos Aguinaga (PD) dijo que si bien contraer deuda no es la mejor salida, "tampoco se puede ser irresponsables con la Provincia".

Comentá la nota