El Frente Cívico presentó una propuesta alternativa, pero el PJ le bajó el pulgar

La oposición asegura que la provincia ahorraría 1.300 millones de pesos. En cambio, el oficialimo dice que los fondos ya están comprometidos.
Los cobistas pusieron el grito en el cielo por la idea oficial de construir 5.500 casas en tres años con dinero prestado por la Anses y propusieron una alternativa: extender el plazo de culminación de las viviendas a cinco años, además de una reingeniería que incluye cuatro fuentes de financiamiento por año: 55 millones de pesos del Fonavi, 41 millones de pesos del recupero de los adjudicatarios, 60 millones de pesos que se obtendrían de un préstamo del Fondo para la Transformación y el Crecimiento (FTYC) y 40 millones más que se descontarían de los 120 millones que la provincia recibe por las retenciones a la soja.

Pero la idea de los cobistas, presentada en una conferencia de prensa ayer en la Legislatura, fue vapuleada por los peronistas, con Jorge Tanús a la cabeza. "Me parece bien que a los cobistas se les haya caído una idea, pero la propuesta es inviable", aseguró el presidente de la Cámara de Diputados, para luego explayarse en el porqué de su afirmación.

Según Tanús, los fondos que quiere utilizar el Frente Cívico y que remplazarían el primer proyecto enviado por el Ejecutivo ya están comprometidos.

En cuanto a los fondos del Fonavi y el recupero, se usarán para concretar las viviendas que han sido adjudicadas y que todavía no se concretan.

Mientras, el dinero de la soja es, según el funcionario, de incumbencia nacional. Pero, además, no puede tocarse, porque los intendentes ya tienen obras planificadas con ese ingreso.

Por último, el préstamo del FTYC, fue el aspecto más criticado por Tanús, ya que es dinero que está asignado a los productores. "Los cobistas están acostumbrados a sacarles dinero a los productores para dárselo al Sheraton o a sus funcionarios para que se compren autos", sostuvo el presidente de la Cámara Baja.

Por su parte, el diputado Roberto Blanco (Concertación Plural) explicó que, mediante este proyecto, la provincia se ahorraría un déficit de 1.300 millones de pesos, que es la cifra que calculan los cobistas que Mendoza perderá luego de que finalice la construcción de las casas.

Esto es porque, por 600 millones de préstamo, la Provincia debe devolver 2.248 millones. Entonces, y considerando un recupero óptimo de 941 millones, Mendoza perdería los 1.300 millones mencionados.

En definitiva, con la primera idea de los justicialistas, se estaban hipotecando los fondos del Fonavi por 15 años, lo que, finalmente, y con el nuevo proyecto oficial, no sucederá.

Comentá la nota