El Frente Chaco Merece Más lamenta mentiras y autoritarismo de la Alianza

El rechazo de la Unión Cívica Radical a la reunión del diálogo político que convocó el gobernador Jorge Capitanich motivó una fuerte respuesta de los partidos y movimientos integrantes del Frente Chaco Merece Más que fustigaron "las mentiras permanentes y las constantes muestras de autoritarismo que exhiben los representantes de la Alianza Frente de Todos".
Así lo manifestaron en una declaración suscripta por el Foro de Intendentes Justicialistas, el Bloque de Diputados Provinciales del PJ, referentes políticos del Frente Chaco Merece Más, las 62 Organizaciones Peronistas e integrantes de la Mesa de Coordinación Política del Frente Chaco Merece Más.

"Reivindicamos la vocación profundamente democrática de nuestro gobierno del pueblo de la provincia del Chaco, cuya capacidad de escucha social y de amplia pluralidad en la convocatoria a todos los sectores del quehacer chaqueño, en el marco del Diálogo del Consenso del Bicentenario, no sólo que no tiene precedentes históricos sino que se muestra inquebrantable", afirmaron.

También recordaron que desde ese sector de la oposición se pide al gobierno que invite al diálogo político y que lo sustente con una agenda específica, pero no menciona que el martes 1 de septiembre a las 20 la UCR tenía como partido integrante de la Alianza Frente de Todos una audiencia con el gobernador, citada por éste.

"No concurrieron, porque como manifestó el presidente de la UCR Benicio Szymula, no creen en este diálogo democrático, es decir, no quisieron escuchar al primer mandatario chaqueño. Su actitud es la negación misma del diálogo. Tal gesto expresa un profundo retroceso", destacaron.

Para atrás

El oficialismo advirtió que los opositores no reconocen el lugar donde están, que vienen de dos derrotas electorales consecutivas, la primera por casi dos mil votos y la segunda por 36 mil, y de cuatro derrotas municipales, también consecutivas, que expresa su creciente alejamiento de la confianza de nuestro pueblo, lo que debería haber producido, como en cualquier fuerza democrática que se precie de tal, una elemental autocrítica ante la sociedad.

"No parecen entender el mensaje de las urnas del 28 de junio, como lo prueba que todavía están festejando una derrota a la que llaman digna porque creían que les iba a ir mucho peor", acotaron.

A la vez indicaron que "no quieren entender, en verdad, los mensajes del 16 de septiembre y del 28 de octubre de 2007, ni el del 28 de junio de este año, porque hacerlo sería reconocer que el mandato popular, soberano, de las chaqueñas y chaqueños les viene diciendo hace casi dos años que no les creen, pero asumirlo les dejaría sin argumentos para lo único que les interesa conservar, la mayoría en la legislatura, la que fuera vergonzosa escribanía del Poder durante doce años de autoritarismo político".

"Por eso recurren, a espaldas de cualquier debate ciudadano, a la ignominiosa treta de modificar el reglamento de la Cámara para garantizar el doble voto de su actual presidente, para que mediante ese burdo ardid, puedan retener la presidencia de lo que conciben como máquina de impedir y complotar contra el Estado chaqueño, porque lo que entienden como "su caja" deben retener para que entre todos los chaqueños sigamos financiando "su modo de hacer política".

Además, recordaron la demostración de que el uso de cualquier medio justifica su fin político. "Con la fuerza de Rozas", decía el eslogan de la campaña de 2007 y señalan que "tal frase ejemplifica con claridad que el uso y abuso de la fuerza es la única razón que le queda a un partido que el día en el que emitió el documento, 6 de septiembre debería haber honrado la memoria de Hipólito Yrigoyen, en el aniversario del primer golpe de estado cívico militar, hace 79 años".

Comentá la nota