El frente bonaerense

Durante las últimas semanas, el gobernador Daniel Scioli se vio acorralado por los distintos reclamos de sectores a los que la Provincia les adeuda haberes. Los números en rojo, la irrupción de los bonos y la conflictividad social son parte de este escenario, en medio del cual la Provincia presenta el Presupuesto para el año próximo

El territorio bonaerense no es fácil de manejar. Menos aún con las cuentas en rojo y con una relación con el Gobierno nacional que depende del "buen comportamiento" para poder tener financiación y soportar el déficit fiscal que vive la Provincia.

"La Provincia no anda bien", es lo que se escucha decir por los pasillos de la Gobernación. Y los hechos parecen avalar esas apreciaciones.

Por estas horas, Scioli y su equipo ultiman los detalles finales para la presentación del Proyecto de Presupuesto provincial 2010 (sería entre el martes y el jueves). Este contempla recursos por 65.600 millones de pesos, un déficit estimado de 5.350 millones de pesos y una necesidad de financiamiento de 10.700 millones de pesos.

Mientras tanto, docentes, municipales, médicos, proveedores del Estado provincial, la gente del campo y los puertos acorralan al gobernador con sus reclamos.

La respuesta de la administración bonaerense ante un final 2009 y un 2010 conflictivo es buscar, el año próximo, financiamiento e intentar renegociar su deuda pública con el Gobierno nacional. Detalle no menor, crear letras de tesorería por 2.500 millones de pesos y bonos por 850 millones de pesos para cancelar deudas con proveedores

Las arcas no se llenan

La primavera no trajo buen clima para la Gobernación, hasta septiembre de este año

el gobierno bonaerense recaudó sólo 15.354 millones de pesos. Por el mismo mes,

en 2008 los números llegaron a 12.319 millones de pesos.

Es clara la diferencia numérica entre un año y el otro. Pero a no engañarse, la coyuntura económica de 2009 hace que estos números sean preocupantes. Para eso hay que tener en cuenta que la inflación está rondando el 20 por ciento, cifra muy superior del 15 por ciento recaudado (que es el porcentaje del ingreso en el último mes).

Los docentes en pie de lucha

La semana que pasó los gremios docentes se reunieron con el director general de Escuelas de la provincia, Mario Oporto, por el tema de las paritarias. Si bien se firmaron una serie de beneficios en materia laboral y sanitaria para los maestros de la Provincia, la cuestión del aumento salarial quedó pendiente y se anuncia que traerá complicaciones.

La administración bonaerense dijo que los aumentos salariales serán discutidos en paritarias nacionales. Pero los gremios piden que se trate lo más antes posible y no descartan medidas de fuerza.

El primero en tomar la posta fue Udocba, que confirmaron un paro de 24 horas para el 16 de octubre. La demanda general se basa en un salario básico de 1.800 pesos, la reapertura de paritarias salariales "antes de fin de año" y un aumento del presupuesto educativo para el año 2010.

Desde el Frente Gremial Docente Bonaerense también anunciaron una movilización hacia la Casa de la provincia de Buenos Aires en Capital Federal para el miércoles 14 de octubre, dando así mayor tensión entre los gremios docentes y la Gobernación.

El dato

Los porcentajes recaudados fueron 26 por ciento en julio y 21 por ciento en agosto.

Cabe destacar que en 60 días cayó un 9 por ciento el índice de recaudación. La proyección del gobierno bonaerense que estima el 20 por ciento anual: difícil de lograr.

Proveedores, deuda y bonos

Las deudas que tiene la Provincia con los distintos proveedores se van acrecentando a medida que pasan los días. En este frente las cosas no andan bien, pero la administración Scioli parece tener la "solución" para estas deudas.

Se trata de los famosos y tan temidos bonos. Desde el ministerio de Economía se pretende crear letras de tesorería por 2.500 millones de pesos y bonos por 850 millones de pesos para cancelar deudas con proveedores.

Si bien la medida despierta mucha polémica, las diferencias son notorias dentro de los proveedores.

Desde las cooperativas que le prestan servicios de limpieza al ministerio de Salud bonaerense analizan esa posibilidad, aunque consideran que "los bonos no son dinero".

Por su parte, desde los proveedores de los comedores escolares, que dependen del ministerio de Desarrollo Social, se resignan y estarían "dispuestos a aceptar los bonos".

Sucede que para los proveedores del estado provincial, sin los pagos hechos desde hace meses su situación económica particular es complicada. Pero no sólo eso, la falta de dinero hace que también peligren los servicios que se le prestan a la Provincia.

Semanas duras le esperan a la administración de Daniel Scioli. Los reclamos se van sumando y todo está ligado al presupuesto. Difícil camino de andar en el frente bonaerense, en una Provincia con las cuentas en rojo y poco peso político para sobrellevarlos.

Médicos, judiciales y estatales

Los frentes se van ampliando y la situación vislumbra agudizarse más.

El mismo miércoles 14, empleados estatales, los médicos de los 77 hospitales públicos de Cicop y los trabajadores judiciales de la AJB, cumplirán un nuevo paro de actividades con movilizaciones a la Casa de Gobierno

y a la Suprema Corte bonaerense.

Los reclamos llevan sintonía: paritarias, mejoras salariales, recomposición en el escalafón y la "falta de respuesta" del gobierno de Scioli.

Los municipales también marchan

A esta altura, Scioli anota en su agenda los días de movilizaciones y paros que tendrá que soportar en las próximas semanas. Para no quedar afuera del frente, la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia organizará una marcha el próximo 21 de octubre hacia la sede de la Gobernación bonaerense en demanda de una "inmediata mejora salarial del sector".

El 23 se septiembre pasado el gremio había realizado una movilización y un paro con el acatamiento en más de ciento veinte distritos pertenecientes al Conurbano e interior provincial.

Comentá la nota