El Frente Amplio uruguayo ya tiene cinco precandidatos a presidente

La coalición de gobierno en Uruguay, el Frente Amplio, habilitó 5 precandidaturas para las próximas elecciones generales de fines de octubre de 2009 en un encuentro de su plenario de delegados de todo el país.
Los 172 miembros del cuerpo integrado por representantes de los sectores que integran la alianza y de los comités de base decidieron apoyar todas las postulaciones para que se pronuncie el Congreso de la coalición el próximo fin de semana.

El plenario habilitó ayer las postulaciones de los senadores Danilo Astori y José Mujica, del ministro de Industria, Daniel Martínez, el director de la Oficina de Planeamiento, Enrique Rubio y el alcalde del vecino departamento (provincia) de Canelones, Marcos Carámbula.

Las negociaciones para aprobar una fórmula única con Astori y Mujica, que recibiría el mayor número de adhesiones, tropezaron con la falta de acuerdo entre ambos para definir la postulación a la presidencia. Astori dijo la semana pasada que sólo sería candidato a la presidencia pero no a la vice, mientras que Mujica comentó que sus adherentes le reclamaban la titularidad de la fórmula debido a que su agrupación, el Movimiento de Participación Popular, fue la que obtuvo mayor número de votos en los comicios de 1999. Al término del encuentro, la senadora Lucía Topolansky, esposa de Mujica, dijo a la prensa que "no es tan radical" la negativa de Astori y señaló que "conversando siempre se llega a salidas buenas en el Frente Amplio".

En tanto, el presidente Tabaré Vázquez reiteró su "más amplia adhesión al proyecto político de la izquierda uruguaya", pese a su reciente renuncia al Partido Socialista, que integra el Frente Amplio. "Soy y seguiré siendo un militante más, honrado y orgulloso de pertenecer a la misma" (la izquierda), dijo el jefe de Estado en una carta enviada al presidente del Frente Amplio, Jorge Brovetto. Vázquez solicitó días pasados su desafiliación del Partido Socialista debido a que esa fuerza política acompañó el rechazo al veto presidencial a la ley de Salud Sexual y Reproductiva, que contemplaba la despenalización del aborto, aprobada en el Congreso.

Comentá la nota