Se frenó la venta de pasta de la planta celulósica por la crisis

Puerto Piray. No habrá suspensiones ni vacaciones forzosas para el personal de Celulosa Puerto Piray, según garantizó ayer a los referentes gremiales de los trabajadores el presidente de la empresa Hernán Ramírez.

De todas maneras, el directivo les habría advertido que hay más de 1.000 toneladas de pasta en stock que no se puede vender porque el sector está completamente detenido.

“Al mediodía tuvimos una reunión con el presidente de la empresa y nos aseguró que no habrá suspensión, ni vacaciones forzosas”, indicó ayer Mario Escurra, secretario general del gremio papelero.

De todas formas, indicó que las medidas no se descartan a futuro ya que ninguna de las empresas del país del sector está comprando materia prima como consecuencia de la crisis mundial.

Escurra explicó que, si bien la producción se vendía a empresas argentinas, luego se destinaba a exportación.

Comentá la nota