El freno a reclamos salariales llegó a la Legislatura

Tres diputados de distintos bloques coinciden en que no puede atenderse una demanda salarial en los altos porcentajes reclamados por los gremios. Críticas por desprolijidad en el presupuesto presentado por el Ejecutivo.
Tres diputados de distintas expresiones políticas coincidieron este sábado en destacar que el Estado neuquino no podría “aunque quisiera” otorgar incrementos salariales “en los porcentajes que reclaman los gremios”.

Los diputados Ariel Kogan (PJ-Concertación), Horacio Rachid (Opción Federal) y José Ruso (MPN) dialogaron en el programa Sinpelos (que se emite los sábados por FM Récord) sobre el presupuesto provincial y el contexto político y económico que distingue esta actualidad.

Los sindicatos “se pegarán contra una pared. Aunque lograran el 40 ó 45 % de incremento en los sueldos, no se podría pagar”, dijo Kogan, mientras tanto Ruso como Rachid destacaron que igualmente tanto el gobierno como los gremios deben permanecer con “la mesa de negociación” abierta.

Los tres diputados también señalaron con preocupación que el porcentaje de la masa salarial en los recursos corrientes es demasiado alta: trepa al “63 por ciento”, según estimó el diputado Ruso.

Kogan criticó la demora en presentar el proyecto de Presupuesto del año, al interpretar como “una excusa” la incertidumbre por las variables económicas. Dijo que el presupuesto “es una herramienta que permite ser modificada, por lo que siempre es mejor que esté, y no su ausencia”.

El justicialista reiteró a que su juicio “Sapag apuró a Hacienda” a presentar el proyecto “desprolijo y sin los anexos” porque “en realidad le faltaba para completar el trámite de refinanciación (ante el gobierno nacional)”.

Rachid coincidió en buena medida, aunque sostuvo que “la desprolijidad no es estructural”. Sí criticó el presupuesto asignado para la Justicia, porque “no cumple el 18 por ciento que se prevé en la coparticipación”, y faltan “80 millones que el Ejecutivo había comprometido para la finalización de la Ciudad Judicial”.

El tema de los conflictos con los sindicatos estatales formó parte insoslayable de la charla. Rachid destacó que el “gobierno está obligado a mantener la mesa de negociación, aunque no haya recursos ni respuesta de Nación”; y que el gremio docente debería “dejar la metodología de la huelga que afecta las clases”, porque es un método que “se vuelve contra el mismo pueblo”.

Kogan estimó que los reclamos salariales de 40 ó 45% de incremento son “impracticables”, aunque se preocupó en señalar que tanto la crisis en la Educación como la que se registra en Salud “no tienen mucho que ver con este reclamo”.

Sostuvo que la crisis en Educación tiene que ver con “la imposibilidad de incorporar a 40 por ciento de la población en edad del secundario”, y que “la tragedia de la salud no se debe al reclamo salarial sino a la desarticulación del sistema”.

El diputado Ruso, titular del bloque del MPN indicó por su parte que la masa salarial estatal “aumenta aunque no haya aumentos salariales”, y que de hecho durante el año pasado “aumentó 600 millones sin tocar nada”. Reiteró en este sentido conceptos sobre la fuerte inversión que hace el Estado tanto en Educación como en Salud, sin que se consigan buenos resultados. “En este momento, en Neuquén no se cumple aquello que se decía, mejor andá al hospital si te pasa algo. Y eso que 1200 millones de pesos se lleva al año el gasto en salud pública”.

Comentá la nota