Se frenó el pase de Martínez

No hubo forma de convencer a Jorge Osorio Ciro, el presidente de Independiente Medellín. El dirigente se había mostrado intransigente, pero el jueves, en un tramo de las interminables conversaciones, pareció ceder. Pero no pudo ser. Así, la posibilidad de que Jackson Martínez, el delantero colombiano que pretende San Lorenzo, llegue ahora al club, quedó anoche descartada salvo un imponderable. "Jackson no se va de Medellín.
Sí llegaron unos emisarios de San Lorenzo y hablaron conmigo, pero hemos contestado negativamente el ofrecimiento hecho para negociar al jugador, especialmente porque queremos que se quede hasta el fin de año", señaló Osorio Ciro a medios de prensa colombianos.

Las negociaciones habían comenzado el miércoles en forma teléfonica, con Marcelo Tinelli desde Miami interactuando. Ayer pareció que los colombianos iban a ceder porque quedó clara la intención del delantero de jugar en el fútbol argentino. Incluso, a Medellín llegó un integrante del grupo inversor. Pero hubo otra traba insalvable: el club colombiano aumentó al doble la cotización de Martínez. Habían comenzado las charlas hace unas semanas, cuando se fue Gonzalo Bergessio y los valores rondaban los 2 millones de dólares. El precio del delantero, ahora goleador en el torneo local y autor de dos tantos con la camiseta de la selección de Colombia en la última serie de las Eliminatorias se duplicó como las ganas de los colombianos de retenerlo. "El deseo del equipo es que Jackson se quede con nosotros por lo menos hasta diciembre", agregó Osorio Ciro.

Según comentaron integrantes del grupo inversor, se hizo una oferta importante por Martínez ayer al mediodía, plazo que ambas partes se dieron para cerrar la negociación. Es que los tiempos se acortan y aunque San Lorenzo jugará el partido de ida ante Cienciano por la Sudamericana el jueves en lugar del miércoles, la llegada de un delantero, algo que Simeone priorizó, se volvió a estancar. Se habla de que el Plan B es el chileno Nicolás Canales, quien juega en el Cobresal y por el que ayer hubo algunos contactos. Los tiempos se acortan y después de lo vivido con el paraguayo Pablo Velázquez, con Darío Cvitanich y ahora con Martínez, está claro que sumar a un delantero es una tarea muy complicada

Comentá la nota