Se frenó un paro que amenazaba con dejar sin combustibles de YPF

Ante el anuncio de paro a partir de la cero hora de hoy por parte de los trabajadores de los Sindicatos Unidos Petroleros e Hidrocarburíferos (Supeh) que amenazaba el abastecimiento de combustibles de YPF en todo el país, el ministerio de Trabajo de la Nación dictó ayer la conciliación obligatoria.

Así se concretó una tregua forzada, la misma que obligará en los próximos 10 días hábiles a negociar entre las partes. Medida que, en el mientras tanto, ha evitado que alrededor de unas 90 estaciones de servicios YPF en Mendoza se queden sin combustibles, justo para las fiestas de fin de año, cuando la demanda por este recurso crece.

Antes que el Gobierno nacional dictara la conciliación obligatoria, el sindicato había decidido no dejar que los camiones salieran de las plantas de distribución hasta que YPF SA no concretara una solución salarial acorde a sus exigencias.

Por cierto, desde hace unos 60 días unos 18 mil trabajadores de todo el país (unos 3.200 de la provincia), tanto de las estaciones de servicios YPF de terceros, como los de Opessa (son propiedad de YPF) y otro tanto que pertenecen a empresas contratistas, reclaman por un incremento de salarios no menor al 20%.

Respecto a este tema, Jorge Córdoba, quien es secretario General de Supeh en Mendoza y San Luis, expresó que "el reclamo responde principalmente al hecho de que se deben equiparar los salarios con respecto al de otras actividades, además del reconocimiento de las horas extras y guardias".

Entre otro de los pedidos, esta organización gremial exige una definición en torno al encuadramiento gremial de trabajadores, en medio de una disputa con los petroleros privados. Reclamos, todos, que quedaron congelados hasta que venza el plazo de la conciliación.

Comentá la nota