El freno en la obra pública ya afectó a 2.000 trabajadores

Unos 2.000 puestos de trabajo se perdieron en la construcción por el freno que evidencia la ejecución de los planes de obras públicas, financiados con dinero nacional. Las estimaciones corresponden al gremio de la Uocra para el período comprendido entre julio de 2008 y julio de este año.
El titular del sindicato, Adrián Santillán, reconoció que existe preocupación entre los trabajadores del sector, pero confió en las gestiones que efectúa el gobernador, José Alperovich, para destrabar el envío de los recursos federales. "La semana pasada nos pidió calma, ya que tiene el compromiso nacional de que no se retrasará más la llegada de fondos", explicó.

Santillán detalló que actualmente el gremio tiene a unos 13.000 obreros registrados que se encuentran con trabajo, cifra que contrasta con las de julio de 2008, cuando contaban con un padrón de 16.000 trabajadores. "De las 3.000 bajas, alrededor de 2.000 deben corresponder a la obra pública y las 1.000 restantes a los emprendimientos privados", dijo.

Pese al panorama sombrío, el titular de la Uocra recalcó que ninguno de los proyectos del Gobierno se encuentra paralizado ("sólo se percibe una merma en la ejecución de los trabajos", sostuvo). "No se están viendo despidos o suspensiones en este último período, sí un pequeño retraso de dos o tres días en el pago de las quincenas. Nadie sabe qué pasará, se nota la preocupación en la gente, nos preguntan qué va a ocurrir, pero nosotros tratamos de darles un panorama más alentador", afirmó.

Santillán insistió en que la clave para resolver el problema se encuentra sólo en la Casa Rosada. "Como es una provincia dependiente financieramente del poder central, esto comienza y termina ahí. Por suerte, el gobernador tiene las puertas abiertas en Buenos Aires. Si hubiésemos perdido las elecciones, estaríamos 10 veces peor", consideró el gremialista.

Ayer, precisamente, el mandatario provincial afirmó que la Provincia espera para hoy o mañana el envío de $ 35 millones para continuar con las obras públicas y los planes de viviendas. Con ese monto, se completarán los $ 50 millones que se necesitan para no interrumpir los trabajos. "Ya pagamos $ 15 millones y esperamos que mañana llegue el resto", manifestó.

Comentá la nota