El freno de la industria pega más fuerte en las localidades chicas

El freno de la industria pega más fuerte en las localidades chicas
Son distritos de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, donde pesan las fábricas de maquinaria agrícola.
La paralización económica, que va de la mano de los despidos y suspensiones en fábricas y talleres ligados al agro, preocupa a los intendentes de una decena de ciudades pequeñas y medianas que viven de la industria metalmecánica. Son localidades de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires con unos 150.000 habitantes donde 15.000 puestos de trabajo dependen de los "fierros" que se usan para sembrar, fertilizar, cosechar y transportar cereales y oleaginosas. Esto, sin contar los empleos indirectos que se generan.

Algunos, como el intendente justicialista de Las Parejas, Heraldo Mansilla, y el vecinalista de Las Rosas, Raúl Ponzio, encabezaron marchas de vecinos con una sola consigna: "Por el trabajo". "Tenemos la fábrica de tractores Pauny y otras 15 fábricas y talleres más pequeños. Vivimos de lo que produce el campo", dijo a Clarín el intendente de Las Varillas, Córdoba, Juan Pablo Rujinsky.

Este jefe comunal, radical aliado con juecistas, señaló que, según el Centro Industrial de Las Varillas, "la caída de la economía local varía del 35 al 49% según cada rubro, y en la actividad industrial, un 90%, con recorte de horas extras, horario reducido, vacaciones, pero evitando los despidos de 1.800 obreros". Un escenario similar pintó su colega de Monte Maíz, Córdoba, Luis Trotte (PJ), quien mantuvo un tono oficialista como su colega de la bonaerense Colón, Ricardo Casi, un justicialista K de paladar negro.

En el caso de Monte Maíz, sede de Agrometal, con 500 empleados, y de otras fábricas y autopartistas con 500 obreros más, la situación no es idílica. Trotte recibió la visita del ministro de Producción bonaerense, Alejandro Arlía, y del vice del Banco Provincia, Gustavo Marangoni, quienes ayudaron a productores e industriales con tasas del 8% y del 12%.

Casi reconoció que hubo errores: "Por eso el Gobierno tiene una ponderación popular muy por debajo de lo que se merece; faltó madurez, equilibrio y razonabilidad. Sería importante ponerse de acuerdo en la segmentación de las retenciones", opinó. "Soy oficialista, no fundamentalista", aclaró. Una cierta sintonía con su colega Mansilla, también del PJ. En Las Parejas, donde sobresale Apache, otras industrias ocupan a 2.000 obreros en forma directa y el parate impactó sobre la población que, en 5 años, pasó de 10 a 15 mil habitantes.

Y desde Firmat, cuna de las míticas cosechadoras Vassalli, el intendente Carlos Torres, del Frente Progresista de Hermes Binner, señaló que comparte la propuesta del gobernador. "Tomar medidas que no desfinancien al Estado, suspender y escalonar las retenciones".

El mismo fresco de inquietud por la paralización económica, manifestaron los jefes comunales de 9 de Julio, Walter Battistella, con 50 mil habitantes, 20 industrias y 600 desocupados; y de Armstrong, Fernando Fischer, donde 10 fábricas han paralizado su venta y reducido horas a 2.200 obreros.

Comentá la nota