Un freno a los imperativos de ajuste

Mientras la viceministra de Trabajo de la provincia, Alicia Ciciliani, indicó que la empresa de Villa Constitución es inviable tal como está, la UOM de esa localidad resiste la pérdida de fuentes de trabajo y la reducción de sueldos.
Mientras la viceministra de Trabajo de la provincia, Alicia Ciciliani, afirmó que Paraná Metal "es absolutamente inviable sin ajuste", los trabajadores de la empresa de Villa Constitución que se paralizó a mediados de diciembre, realizarán una manifestación mañana, a las 7, en la autopista a Buenos Aires, para reclamar una solución al conflicto. Para la funcionaria provincial, "la única salvación" para la empresa es que se produzca una "reestructuración muy fuerte" y que eso "implica ajuste". Por su parte, uno de los dirigentes de la UOM de Villa Constitución, Rolando López, repudió estas declaraciones y afirmó que realizarán un escrache a la sede de Trabajo en Rosario. "No entendemos que el Ministerio se ponga en contra de los trabajadores y de nuestros beneficios", dijo el dirigente sindical.

Consultada por Radio 2, la funcionaria aclaró que las negociaciones que monitoreaba su área para la conservación de las 1100 fuentes laborales (800 de planta permanente y 300 contratados) quedaron en un impasse, mientras el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, realiza gestiones para la llegada de un inversor que se quedaría con la firma. Sin embargo, López relató el fracaso de la última reunión que se realizó en la capital Federal con los inversores, representados por Carlos Leone. En ese encuentro, los interesados en comprar Paraná Metal insistieron en la baja de salarios, y rechazaron la propuesta sindical. "Finalmente, Leone se levantó de la reunión y dijo que sin recorte de sueldos, no se hacían cargo de la empresa", indicó López.

El quid de la cuestión salarial es que los obreros de Paraná Metal cobran sueldos por encima del convenio nacional, al que quieren ajustarlos los empresarios "interesados en la inversión". Según López, "los convenios de la planta contemplan categorías superiores, con un adicional empresa, que va del 15 al 48 por ciento de los salarios. Si se acepta la propuesta de rebaja, algunos compañeros estarían perdiendo hasta el 60 por ciento de su salario".

Por eso, los trabajadores de la metalúrgica no aceptan despidos ni rebajas salariales. Pero Ciciliani afirmó que tanto a la Nación como a la provincia le interesa que "exista una empresa que produzca estos repuestos para la industria automotriz", aunque dejó en claro que "tiene que ser competitiva" y esto implica reducir costos laborales porque "la empresa como está es inviable", señaló la funcionaria. "Así no va a haber trabajo ni para el 50 por ciento ni para el cien", enfatizó. Además, dijo que la planta es "obsoleta".

Ciciliani adelantó que buscarán variantes para que no queden empleados en la calle, como retiros voluntarios que pueden resultar convenientes para algunos y jubilación anticipada para otros.

Pero los trabajadores rechazaron todas estas opciones. Mañana, a las 7, partirán de la carpa instalada frente a la planta, sobre la ruta 21. Desde allí, irán a lo que denominan el cruce, que es la intersección entre la 21 y el acceso a la Autopista de Villa Constitución. Marcharán hacia la Autopista, donde realizarán un acto. "La planta está cerrada desde el 15 de diciembre, sin goces de sueldos por un mes, que se cumpliría hasta el 15 de enero. Nos adeudan quincenas caídas. Pero estamos peleando por lo que nos corresponde porque ellos pararon la planta, por falta de insumos", indicó el sindicalista.

En este marco, el diputado provincial Gerardo Rico, que integra el Movimiento Evita, acompañó al subsecretario de Comercialización de la Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Emilio Pérsico, a una visita a Villa Constitución. Y aprovechó para cuestionar al gobierno provincial. "Hay ausencia de políticas concretas del gobierno de (Hermes) Binner. Villa Constitución, además de su importancia histórica, es un polo de desarrollo en la provincia. Pero hasta ahora sólo se han escuchado palabras", sentenció el legislador provincial, quien declaró: "Un gobernador no debe correr a Presidencia a ver qué hacen. Debe motorizar la solución inmediata".

Comentá la nota