FRENO ECONOMICO Empresarios temen por el escenario recesivo

Las medidas económicas anunciadas por el Gobierno nacional no brindaron la seguridad necesaria a los empresarios, que aún temen por la caída en la demanda de sus productos y servicios debido a la pérdida del poder adquisitivo de los salarios.
Con las diferencias propias de cada actividad, los comerciantes e industriales locales trabajan en un escenario de incertidumbre que impide pensar en inversiones a mediano o largo plazo, según indicaron a La Verdad, y están a la espera de un nuevo repunte económico.

El empresario de viajes y turismo Julio Sans, manifestó que en lo que respecta a la presente temporada estival “por lo que se está visualizando viene mal la cosa”. “Hay una especie de falta de ánimo en la gente para hacer inversiones de placer como un viaje, o de consumir otros productos, por lo que hemos hablado y por lo que indican las encuestas de la Sociedad de Comercio e Industria de Junín”.

Sans expresó que “el freno económico se está notando mucho, y creo que la situación más grave es la falta de confianza en la gestión gubernamental y el miedo a lo que puede venir; si bien la crisis está, no creo que haya llegado a un punto tal que la gente no pueda gastar, pero la gente tiene miedo de gastar, ese es el tema”.

En el ámbito textil los efectos de la crisis se sienten en forma directa, por tratarse de un sector que va de la mano del movimiento económico. Según indicó el empresario Mauro Porcheta, “la parte textil es un parámetro para medir la crisis que hay y realmente se siente mucho el freno. He estado hablando con colegas de comercios y me decían que han bajado un 50% las ventas, pero por otro lado han bajado también los precios de la indumentaria; por ejemplo para Navidad del año pasado la ropa se vendía al mismo precio o menos que este año y hay que tener en cuenta que hubo inflación”.

Respecto a las recientes medidas económicas lanzadas por el Gobierno nacional, donde se anunciaron beneficios impositivos para las Pymes, Porcheta expresó que “desde la parte industrial las medidas pueden llegar a ser beneficiosas para las empresas que tienen cierta antigüedad porque son medidas que se aplican a la actividad hasta diciembre de 2007 en la parte de aportes jubilatorios, de contribuciones y de toda la parte previsional, pero en realidad toda la crisis vino en el 2008, con el tema del campo, de la crisis mundial, de la recesión y los despidos que hay en el país, así que vemos medio complicado el panorama para el sector”.

Porcheta manifestó además que a nivel local todavía no hubo reducción de personal en el ámbito textil, aunque reconoció que se produjeron suspensiones y vacaciones anticipadas: “No se sabe qué va a pasar después de las vacaciones, los diferentes colegas están expectantes a ver qué puede llegar a suceder porque por el momento la situación es complicada”.

Imposible invertir

Otro de los efectos del freno económico es la falta de inversiones a mediano y largo plazo por parte de las empresas, por desconocer cuál será el panorama en unos pocos meses.

Jerónimo Dos Reis explicó a La Verdad que “continuamente vivimos con el tema de no saber qué va a pasar en tres meses; uno tiene que tomar decisiones por mañana, sabiendo que cuando se toman decisiones se afecta directamente a las economías familiares, que tampoco saben qué va a pasar con su trabajo”.

“Hay que tomar las decisiones con mucho cuidado y no se pueden hacer a largo plazo, porque si aumentas los costos fijos en tu empresa no sabés si el día de mañana vas a tener el mismo nivel de ingreso. La compra de una máquina o una obra nueva genera un costo mayor a mantener por mes, y uno interpreta que en épocas de crecimiento va a haber mayores ingresos y mayores ventas pero el tema es que no, porque en pocos años hemos tenido un nuevo bajón y quedamos en cero. Realmente para tomar decisiones muchas veces hay que ser ‘tarotista’ en este país”.

Comentá la nota