El freno al aumento de la tarifa de gas regirá sólo para este invierno.

Pese a que el Gobierno había dicho que se iba a aplicar todos los años, el recorte dispuesto en las subas del gas para la clase media regirá sólo para este invierno.
Al llevar a la práctica los anuncios de la semana pasada, el ente regulador del gas (Enargas) determinó que el alivio tarifario que abarca a casi un millón de hogares se aplicará sólo entre el 1 de mayo y el 31 de agosto de este año.

De esta manera, la resolución 768 del organismo de control quedó a contramano de las afirmaciones del ministro de Planificación, Julio De Vido, quien hace una semana había asegurado que la medida "no respondía a las elecciones" y que se iba a aplicar "todos los años".

Para atenuar los incrementos vigentes desde fines de 2008, la cartera de Planificación aprobó una suspensión transitoria del cargo tarifario que recae sobre los medianos consumos hogareños y cuya recaudación se destina a cubrir las importaciones de gas natural de Bolivia y del GNL que se trae con los barcos metaneros.

Con esta flexibilización tarifaria--que beneficiará a casi 500.000 hogares de la región metropolitana y otra cantidad similar de familias del interior del país--la administración kirchnerista volvió sobre los pasos dados a fines de 2008, cuando había aprobado un esquema diferencial de aumentos de hasta el 400% para los clientes residenciales.

Según los datos oficiales, durante el invierno quedarán excluídos de pagar el cargo tarifario unos 5,4 millones de hogares de todo el país.

Los únicos que deberán afrontarlo son los 1,2 millones de clientes hogareños que tienen los consumos más altos y que demandan casi el 41% del total del gas destinado al sector residencial.

En la Capital Federal, el Gran Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos el nuevo "umbral de consumo" a partir del cual regirá el cargo extra pasó de 1.000 a 1.500 metros cúbicos anuales.

En Mendoza, San Juan y San Luis, el nivel de consumo para la aplicación del cargo tarifario se amplió de 1.400 a 2.051 m3, mientras que en La Pampa pasó de 1.900 a 2.750.

Por su parte en las provincias de Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Neuquén y Tierra del Fuego los "pisos" que eran de 3.250 a 10.150 m3 anuales ahora saltaron a valores que van de 4.700 a 14.600 m3 anuales.

En las provincias del NOA, los límites de 700 a 1000 m3 pasaron a 1.050 y 1.500 m3, mientras que en el interior de Buenos Aires los pisos de 1.250 y 3.400 m2 se elevaron a 1.800 y 4.900 m3 anuales.

Comentá la nota