Freno a la apertura de cajas de seguridad

En una sentencia de la que toman nota ARBA y la AFIP, la Justicia condenó a un banco que abrió un cofre y se incautó de su contenido. Ambas agencias de recaudación ya hicieron intentos por tener acceso a cajas de seguridad de deudores
En una sentencia de la que toman nota ARBA y la AFIP, la Justicia condenó a un banco que abrió un cofre y se incautó de su contenido. Ambas agencias de recaudación ya hicieron intentos por tener acceso a cajas de seguridad de deudores

La Cámara en lo Comercial de la Capital Federal se pronunció contra la apertura de las cajas de seguridad al condenar a un banco a indemnizar a un cliente por abrir su cofre e incautarse de su contenido, en lo que consideró una violación a sus derechos a la intimidad y como consumidor, amparados por la Constitución Nacional.

El fallo judicial le apunta también a ARBA y a la AFIP. Este último ente recaudador ya hizo pública su intención de abrir las cajas de seguridad de contribuyentes morosos para "optimizar la legalidad de la gestión de cobro coactivo".

En tanto, en tiempos de la conducción de Santiago Montoya, ARBA también buscó avanzar con este mecanismo de cobro forzado a tal punto que los magistrados en su sentencia también hicieron referencia a la política fiscal de la ex Rentas.

La resolución de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial porteña obliga al Banco Itaú Buen Ayre a pagar una indemnización de $ 9.500. Pero lo más importante es que sienta un precedente importante ante posibles ofensivas recaudatoria del Estado. "Es un hecho que no parece admitir controversia que el banco demandado incurrió en un exceso manifiesto al forzar la caja de seguridad.

No se ha exteriorizado en autos ningún elemento de juicio susceptible de justificar tal proceder", sostuvieron los jueces de la Sala C de la Cámara, José Luis Monti, Juan Manuel Ojea Quintana y Bindo Caviglione Fraga.

La entidad se defendió sosteniendo que recibió una comunicación del Banco Central de la República Argentina (BCRA) con una orden de inhibición general de bienes del cliente dictada por la Justicia en lo Contencioso de Mar del Plata y que incluía el acceso a la caja de seguridad.

Sentencia

Pero los magistrados afirmaron que tanto la orden judicial como la comunicación del BCRA se limitaban a "decretar la inhibición general de bienes del demandado".

"En ninguna de esas instrucciones se advierte la autorización, menos aún la orden, de abrir la caja de seguridad y secuestrar su contenido", explicaron los jueces en el fallo.

Los magistrados señalaron que el banco tuvo una "conducta francamente culpable" por haber "excedido las instrucciones" recibidas para actuar y por "haber exorbitado también las facultades provenientes de la relación contractual con su cliente".

El tribunal también criticó con dureza al banco porque en su rol de entidad "especializada" se debió "limitar a cumplir con las medidas en cuestión sin exorbitar sus facultades".

Los jueces consideraron que la apertura de la caja fue una violación a la intimidad del cliente y a sus derechos como consumidor, ambos amparados en la Constitución Nacional.

"Es sabido que este tipo de contratos normalmente se realizan bajo el presupuesto de que la entidad bancaria ha de proceder con reserva y discreción, manteniendo en secreto el contenido del cofre, por lo que su apertura injustificada por quien estaba a cargo de preservar esa reserva, genera de por sí un daño que debe ser indemnizado", afirmaron los camaristas.

Comentá la nota