Frenarán la fibra óptica hacia el Uruguay

En Asamblea Extraordinaria, los ciudadanos de Gualeguaychú votaron en la noche del lunes instalar una "cláusula candado" en Arroyo Verde.
En Asamblea Extraordinaria, los ciudadanos de Gualeguaychú votaron en la noche del lunes instalar una "cláusula candado" tendiente a impedir que pase por Arroyo Verde una cuadrilla de empleados de una empresa telefónica.

En una reunión realizada en en club Frigorífico se decidió dejar sin efecto un presunto pedido de Telefónica para actualizar el tendido de la red de fibra óptica desde el supermercado Carrefour hasta el puesto de Gendarmería en el puente Internacional San Martín.

En un encuentro anterior, los asistentes habían habilitado el paso de los operarios, pero luego surgió en el seno de la Asamblea el alerta sobre la posibilidad de que permitiendo el mejoramiento del tendido de red de internet entre Argentina y Uruguay, en definitiva se esté beneficiando a Botnia-UPM, o las empresas dentro de esa zona franca.

"Queremos dejar en claro que no se corta el servicio de internet, sino que simplemente nos oponemos a un cambio de la fibra óptica", expresaron los ambientalistas y en estas horas lo informarán por escrito a la firma de comunicaciones en cuestión y la Comisión Nacional de Telecomunicaciones.

"Ninguna empresa que maneje el tema de la fibra óptica va a pasar por el corte ", indicaron los asambleístas, quienes endurecen el discurso y sus acciones a medida que se acerca el fallo de La Haya por la violación de Uruguay a un tratado entre los dos países.

La acción aprobada contrasta con las afirmaciones del gobernador Sergio Urribarri sobre la necesidad de iniciar un camino de reactivación de vínculos entre nuestra y Uruguay. Tras el encuentro con el presidente electo del vecino país, José Mujica, el mandatario entrerriano habló de integración, de reactivar canales comerciales y de buscar políticas industriales conjuntas.

"Buscamos profundizar los vínculos", manifestaron los asambleístas, "pero no a costa de beneficiar a la colonialista Botnia", concluyeron.

Dejaron sin agua a toda la ciudad

La Municipalidad de Gualeguaychú evalúa iniciar una demanda ante la Justicia contra una empresa que trabajaba sin autorización y que en la madrugada de ayer rompió un caño de agua y dejó sin el suministro a toda la ciudad, en medio de una ola de calor. El servicio recién se comenzó a restablecer a media mañana y en algunos barrios no se había normalizado al cierre de esta edición.

Alrededor de la medianoche del lunes, la empresa tucumana Cafelli, contratada por la firma Trónica y ésta a su vez por Telefónica, comenzó a trabajar en el tendido de fibra óptica por la ruta 136, que llegará hasta el puente internacional y desde allí –a través de la empresa uruguaya Antel– hasta Fray Bentos y la papelera Botnia. A la 1 de la madrugada una máquina retroexcavadora rompió un caño que transporta agua cruda desde la toma hasta la planta potabilizadora. Esto hizo que todos los habitantes se quedaran sin el suministro. "Para media mañana el problema estaba solucionado, se había reemplazado el caño y se había terminado de soldar. En las primeras horas de la tarde se empezó a reestablecer el servicio de agua, pero en algunos barrios recién se va a normalizar a la noche", dijo el intendente Juan José Bahillo, y lamentó que el problema se haya producido en medio de "una ola de calor, cuando hay muchísima más demanda". "Antes que nada seguramente se va a aplicar una multa", dijo el intendente sobre las sanciones que le cabrían a la firma. "Después vamos a evaluar cuál es la acción correspondiente que vamos a llevar ante la Justicia. Mañana vamos a tomar una decisión, pero algún tipo de acción para el resarcimiento de la comunidad vamos a llevar adelante", añadió. El intendente destacó que la empresa no poseía autorización municipal para trabajar en el lugar. "Es una empresa subcontratista de otra, contratista de Telefónica, que hace la obra de tendido de fibra óptica hata el kilometro 40 de la ruta 136, casi en la base del puente. Antel está haciendo lo mismo del lado uruguayo", indicó. "Vino un ingeniero con una habilitación de Vialidad Nacional, pero esta zona es parte del ejido de Gualeguaychú y debieron pedir también autorización del municipio", enfatizó Bahillo. Finalmente, lamentó que el inconveniente se haya producido durante "el primer verano que la ciudad no tiene problemas de suministro de agua potable, por las inversiones que se han realizado".

Comentá la nota