"Frenar los despidos y la fuga de capitales"

El primer candidato a diputado nacional por el Partido Obrero (PO), Eduardo Salas, planteó como prioridad afrontar dos problemas: el crecimiento en la cantidad de despidos y suspensiones de obreros, y la fuga de capitales al exterior. Salas advirtió que "ya se calcula una caída de más de 400 mil aportantes al sistema de jubilaciones" y que la crisis económica "no sólo no da señas de frenarse, sino que se agrava".
Respecto a la salida de fondos del país, indicó que solo Repsol "mandó 23 mil millones de pesos de ganancias al exterior, después de pagar utilidades, sin invertir un peso en exploración petrolera".

"Todo esto se va a potenciar después de las elecciones, con una fuerte crisis política. Vamos a tener una suerte de no gobierno, un Parlamento sin autoridad, y candidatos que podrán decir que les fue bien en su lugar de origen, pero que no pueden estructurar una salida política y económica a nivel nacional", evaluó Salas.

El candidato del PO aseguró que la solución es "ir a fondo con la prohibición de despidos y suspensiones, repartir las horas de trabajo, y lanzar un fuerte aumento salarial, llevando el mínimo al nivel de la canasta familiar para recobrar el mercado interno".

También se pronunció en favor de "nacionalizar la banca y el comercio exterior", pero sin efectuar compensaciones al sector privado. "No queremos el modelo de (Barack) Obama, donde el Estado pone plata para un salvataje que termina siendo un negocio, porque así el capital termina siendo subsidiado con fondos públicos".

Salas también propone devolver el control del Anses a los jubilados "que son los únicos dueños de los depósitos" y planteó un rotundo "no" a la devaluación del peso, que a su juicio impulsan a coro los demás candidatos.

Comentá la nota