Frenan suba de la televisión paga: la Omic actuó de oficio

La Omic local espera respuesta sobre cómo actuarán las prestadoras locales Cablevisión y Direct TV. Los usuarios no deben presentarse.
La Oficina Municipal de Información al Consumidor (Omic) requirió información a las operadoras locales de televisión paga sobre la suspensión de los aumentos de los servicios que dispuso la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.

La Oficina envió el 29 de enero de 2010 oficios a Direct TV y Cablevisión para que informen la modalidad de aplicación de la Resolución Nº 8/2010 que suspende por 60 días los aumentos de tarifas de la televisión paga y retrotrae los valores al mes de noviembre del 2009.

El pedido de la Omic a las prestadoras locales, busca determinar la forma de devolución o reconocimiento a aquellos usuarios que se les hubiese cobrado indebidamente la suba facturada con los recibos que vencen este mes y que rondan poco más de 10%.

La titular de la Omic, Andrea Imbrogno, aclaró que las empresas cuentan con el término de cinco días hábiles para dar cumplimiento al requerimiento, cuya respuesta se hará conocer a la población mediante comunicación oficial.

La funcionaria municipal explicó que la Omic tomó intervención de oficio en el caso ante la gran cantidad de consultas recibidas por el tema y manifestó que los usuarios no deben acercarse a la dependencia sino aguardar la respuesta de cada prestadora sobre la forma de aplicación de la resolución nacional vigente. "Dimos a conocer lo que hicimos porque la gente empezó a llamar porque se dio en medios nacionales que ese aumento se había frenado. No tenemos respuesta de cómo van a hacer (las empresas); que la gente no se moleste, porque ya actuamos nosotros de oficio", manifestó.

Las empresas tienen que determinar si van a refacturar los pagos de enero o van a devolver las sumas ya abonadas. Imbrogno indicó que en un caso hubo refacturación y se pagó con el valor de noviembre, pero dejó en claro que se trató de un caso aislado y no de una modalidad de respuesta dada a conocer oficialmente por las empresas.

Andrea Imbrogno explicó también que la medida de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia busca "determinar si no hubo acuerdo, un cartel, entre las empresas para aumentar todas al mismo tiempo y el mismo precio y crear un mercado cautivo". En la investigación de ese presunto acuerdo, se frenó el incremento tarifario.

La suba definida por las empresas se aplicó desde enero para el servicio de televisión paga solamente, y no sobre otras prestaciones de las mismas empresas. La medida 8/2010, publicada en el Boletín Oficial, alcanza a las firmas Cablevisión y sus controladas; DirecTv Argentina; Telecentro; Supercanal; Red Intercable; y a los socios de la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ARVC) y de la Cámara de Cableoperadores Independientes (CCI).

Comentá la nota