Frenan en el Senado la designación de Hooft como juez federal de Mar del Plata

Frenan en el Senado la designación de Hooft como juez federal de Mar del Plata

El candidato a juez federal de Mar del Plata, impulsado por el Gobierno, es impugnado por los organismos de derechos humanos, que consideran que su designación sería "un gran retroceso" para el proceso de memoria y verdad.

La Comisión de Acuerdos del Senado no aprobó la designación de Pedro Federico Hooft como juez federal a cargo del Juzgado Federal número 1 de Mar del Plata, ya que no reunió la cantidad de asistentes suficientes para dar quórum a la sesión pautada para este miércoles. Referentes de organismos celebraron la marcha atrás, pero reclamaron que el pliego sea “definitivamente descartado”.

La designación de Hooft, quien fue propuesto por el Poder Ejecutivo, implicaría “un gran retroceso para el juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad”, sostuvo Alan Iud, abogado de Abuelas de Plaza de Mayo.

“La Comisión no tiene quórum”, informó el senador Rodolfo Urtubey pasados 20 minutos del horario estipulado para el inicio de la reunión en la que los legisladores debían emitir dictamen sobre una serie de candidatos a completar cargos judiciales de diversos fueros que el Ejecutivo había enviado a la Cámara alta semanas atrás. A la ausencia que se esperaba de los representantes del bloque de Frente para la Victoria-PJ, quienes días atrás rechazaron la designación de Hooft tras reunirse con organismos de derechos humanos, también se ausentaron senadores del Bloque Justicialista y de la Unión Cívica Radical.

“No fue consecuente con la búsqueda de verdad y justicia por los crímenes del terrorismo de Estado”, apuntó Estela de Carlotto en la impugnación que presentó en nombre de Abuelas de Plaza de Mayo y que esta mañana representantes del organismo estaban dispuestos a exponer ante la Comisión de Acuerdos de avanzar la sesión. Para Abuelas, la designación de Hooft al frente del Juzgado Federal número 1 de Mar del Plata, que lleva a cabo varias investigaciones por delitos de lesa humanidad, es “un claro retroceso en el proceso de memoria, verdad y justicia”.

Coment� la nota