Frenan el impuestazo 2010 y la nueva tasa a la publicidad

Hoy se vota en primera lectura el Presupuesto 2010. El oficialismo cambió el proyecto. El gobierno no podrá subir otra vez el Inmobiliario ni aplicar la tasa al uso del espacio público
No habrá segundo tramo del impuestazo municipal en 2010. El oficialismo decidió cambiar el proyecto de Presupuesto del propio gobierno y eliminó la posibilidad de que se aplique el 20 por ciento que quedó en suspenso y que nunca se instrumentó este año por la presión de la gente.

El impuestazo, que implicó aumentos de hasta el 300 por ciento en el Inmobiliario durante 2009, tenía dos escalones. El primero, el más complicado, se materializó en enero de este año, cuando hubo propietarios que recibieron incrementos de hasta el 240 por ciento. Lo que quedaba por instrumentar era el segundo tramo que representaba el 20 por ciento del aumento total y que, en algunos casos, representaba una suba del 60 por ciento para los contribuyentes.

"A partir de ahora se va a terminar con la discusión del impuestazo. Si el Ejecutivo necesita algún mecanismo adicional deberá justificarlo desde el punto de vista técnico y político", manifestó Eduardo Yuni, presidente del Concejo Deliberante.

Los oficialistas Olga Cantoro, Juan Carlos Daita y Fabricio Pedruzzi relataron que, después de escuchar a las instituciones y de analizar profundamente el presupuesto, llegaron a la conclusión de que la clase media ya no soporta más presión fiscal. Por eso, se desactivó el impuestazo no sólo en el Inmobiliario sino también en el Emos.

Pero, además, los concejales de Río Cuarto para Todos intervinieron en la polémica que generó el nuevo impuesto a la publicidad, que también estaba incluido en el Presupuesto. En ese punto, el oficialismo se inclinó por la postura que presentó el Centro Empresario y desactivó la nueva tasa que se iba a aplicar al uso del espacio público. En cambio, autoriza a la Secretaría de Economía a hacer un relevamiento completo de la ciudad pero sólo de las publicidades que tienen instaladas las multinacionales. "Establecemos que se debe hacer hincapié en las empresas internacionales que no tengan participación de firmas locales. Esto es para que no sea el kiosquito el que deba pagar el impuesto por el cartel de Coca Cola", indicó Juan Carlos Daita, concejal oficialista y presidente de la comisión de Economía.

Los cambios que introdujo Río Cuarto para Todos serán votados hoy en el recinto, cuando se trate el proyecto de Presupuesto 2010 en primera lectura. El oficialismo espera conseguir algunos votos de la oposición, más allá de los diez que tienen asegurados.

Más presión a los híper

Otro cambio que propuso el gobierno y que fue anulado por el bloque Río Cuarto para Todos es la nueva tasa administrativa, que cargaba cuatro pesos adicionales a los cedulones del Municipio.

Según explicaron los miembros del bloque oficialista, el criterio de los cambios apunta a eliminar los aspectos regresivos del proyecto de Presupuesto y a aportarle mayor equidad a la gestión municipal. Por eso, el oficialismo decidió incrementar la presión fiscal sobre las cadenas de hipermercados de la ciudad.

"Hicimos un estudio y determinamos que las empresas de afuera se llevan tres presupuestos anuales, es decir, unos 750 millones de pesos. Por eso, llevamos la alícuota del 19 por mil al 35 por mil", dijo Daita.

Comentá la nota