Frenan en Diputados juicios políticos

Rechazan pedidos en contra del Gobierno
Pocos días antes del recambio legislativo que pondrá fin al predominio del oficialismo, la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados resolvió, anteayer, rechazar todos los pedidos para iniciar procesos de remoción contra funcionarios y ex funcionarios del Gobierno, entre ellos, veinte contra la presidenta Cristina Kirchner y cinco contra sus ministros. En cambio, mantuvo abiertos otros cuatro expedientes: tres contra jueces de la Corte Suprema y uno que apunta al vicepresidente Julio Cobos.

Entre los pedidos que se desestimaron figuran una denuncia contra el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, por su posible intervención en el caso de la valija con 800.000 dólares que intentó ingresar en el país el venezolano Alejandro Antonini Wilson, en agosto de 2007, y otras presentaciones por casos de presunta corrupción. La decisión, que deberá convalidar el pleno de la Cámara, la tomaron los miembros kirchneristas de la comisión, que votaron casi en soledad, ante la ausencia de diputados opositores. La reunión, realizada el jueves, a las 11, se convocó de urgencia, durante la sesión del miércoles. "Análisis de expedientes ingresados a la comisión al día de la fecha", fue la escueta descripción.

"Dejar abiertos los pedidos de juicio político contra los jueces de la Corte es un típico acto de presión", dijo Marcela Rodríguez (CC) a LA NACION.

Durante la reunión de la comisión, la diputada pidió que la decisión sobre los expedientes se pospusiera hasta la semana próxima, "para poder estudiar mejor cada caso". Fue después de que el kirchnerista Gerónimo Vargas Aignasse sugiriera rechazar todos los pedidos de juicio político. La opción superadora para el oficialismo, desestimar los planteos contra todos los funcionarios del Gobierno, pero mantener abiertos los que apuntan contra el vicepresidente y contra los jueces de la Corte, la aportó el kirchnerista Carlos Kunkel. Así se votó.

Una de las kirchneristas que integran la comisión, la diputada Diana Conti, justificó la decisión. "Rechazamos los pedidos que llegamos a analizar; el resto lo dejamos para la semana que viene", dijo a LA NACION. "No creo que los jueces de la Corte se sientan presionados, dado el gran prestigio que tienen", respondió.

Al margen de los cuestionamientos sobre la decisión de fondo, diputados opositores denunciaron que la comisión no se había convocado con la suficiente antelación. Incluso, deslizaron que el encuentro había comenzado sin el quórum reglamentario.

"Fue un tratamiento más que exprés", afirmó el vicepresidente de la comisión, el socialista Miguel Angel Barrios, que dijo que lo habían convocado a último momento. Eduardo Macaluse, presidente del bloque Solidaridad e Igualdad (SI), se preocupó en aclarar que él no había dado quórum para el encuentro, tal como aseguraba el oficialismo.

La presidenta de la comisión, la kirchnerista María Laura Leguizamón, afirmó a LA NACION que "se trabajó bajo estricto cumplimiento del reglamento" y criticó la actitud de la oposición: "Se quedaron diez minutos y se fueron. Tuvieron todo el año para estudiar los expedientes".

En el paquete de pedidos de juicio político rechazados hay cinco contra la Presidenta, y siete contra el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández (aunque todos ellos por sus anteriores cargos como ministro de Interior y de Justicia). Otros nueve apuntan contra los ministros de Planificación, Julio De Vido (tres); de Defensa, Nilda Garré (tres); de Desarrollo Social, Alicia Kirchner (dos), y de Economía, Amado Boudou (uno).

Todos ellos se archivaron de acuerdo con el artículo 9 del reglamento de la comisión, que habilita el rechazo de las denuncias cuando no tienen una descripción detallada de la acusación contra el funcionario.

También se cerraron cuatro expedientes que se habían tornado extemporáneos, dado que los funcionarios denunciados ya habían dejado sus cargos: dos contra Néstor Kirchner, uno contra Daniel Scioli y otro contra Martín Lousteau.

La mayoría de los casos se abrió por presentaciones de particulares, por lo que los hechos denunciados permanecen en secreto. Las denuncias contra los jueces de la Corte se abrieron en julio de 2007, agosto de 2008 y octubre de 2009. Una de ellas apunta sólo contra tres de los siete magistrados y se inició por una denuncia de Pablo Llonto, periodista y abogado en causas de derechos humanos. La segunda comenzó con una presentación de otro particular, Rubén A. Fernández. En la última, el denunciante fue Hernán Racioppi. El expediente en el que se propone el juicio político contra Cobos se abrió en diciembre de 2008, también con una denuncia de un particular.

Gabriel Sued y Laura Serra

Los expedientes

CONTRA DE VIDO

Presunta corrupción

Dos de los expedientes de juicio político contra Julio De Vido que se rechazaron son por presunta participación en hechos de corrupción. Uno, por el caso de la valija de US$ 800.000, y otro, por el posible uso irregular de fondos para obras públicas y subsidios.

CONTRA ANÍBAL FERNÁNDEZ

Polémico pedido

A Aníbal Fernández lo denunciaron, en 2007, por el pedido público que había hecho para que Alfredo Bisordi, por entonces presidente de la Cámara de Casación, renunciara a su cargo. "Bisordi, renuncie; hágale un bien a la patria", había dicho.

Comentá la nota