¿Qué frena la llegada al Concejo del presupuesto 2009?

Si bien se trata de un proyecto que prevé gastos ya ejecutados en su gran mayoría, aún no llegó a la Comisión de Economía el presupuesto de gastos 2009. El 31 de octubre vence el plazo para la presentación del presupuesto 2010. La opinión del concejal por "Compromiso" Ariel Notta.
El 31 de octubre vence el plazo para la presentación del presupuesto de gastos y cálculo de recursos de 2010. Sí, leyó bien: el presupuesto 2010. Pero los tiempos del Departamento Ejecutivo local son muy diferentes, ya que aún no elevó al Concejo Deliberante el presupuesto 2009.

La razón esbozada desde el oficialismo se basa en la reciente aprobación de una nueva ordenanza fiscal e impositiva, que cambia radicalmente el cálculo de recursos, ya que contempla un aumento en la tasa superior al 40 por ciento.

Sin embargo, por debajo de la superficie hay otras discusiones que estarían generando el llamativo atraso en el proyecto oficial. Tal como informó este medio en ediciones anteriores, el gobierno de Graciela Rosso buscaría que a través del presupuesto el Concejo avale una planta de personal de más de 1.600 agentes. Esa cantidad sería resistida por la oposición, con una voz que ya anticipó su postura: la del vecinalista Oscar Luciani.

Es por ello que, con las herramientas legales disponibles, el gobierno logra torcer la resistencia de la oposición antes de llegar a la discusión desde las bancas. Y esboza su carta fuerte: el reconocimiento de la antigüedad para los concejales, un pago que está aceptado por ley provincial desde principios de año y que los ediles lujanenses aún no cobran. Casualmente, un puñado de concejales de la oposición serían los más beneficiados por este cobro y sería el elemento de peso con el que el Ejecutivo buscaría quebrar la resistencia a aprobar el presupuesto. "Es cierto que esa discusión está en danza, pero los concejales tendrían que entender que el presupuesto es una herramienta que deben votar sin necesidad de negociaciones paralelas", se sinceró ante este medio un funcionario de alto rango.

EL CIVISMO dialogó sobre este tema con el concejal oficialista Ariel Notta

- ¿Por qué está frenado el tratamiento?

- No, ¿frenado el tratamiento? Lo que hubo hasta ahora fue una propuesta inicial de tratamiento pero para poder tener el presupuesto definitivo había que contar con las proyecciones de los recursos y entonces tener aprobada la fiscal e impositiva. Ahora que tenemos esa herramienta podremos tratar el proyecto con una adecuación de los recursos más ajustada a la realidad; al nuevo valor de las tasas. Esto es relativamente reciente.

- ¿El nuevo proyecto, readecuado, no llegó al Concejo?

- No. Hay una propuesta de adecuación que debiera estar ya en el Concejo. Supongo que mañana, que hay una reunión de Economía, nos informarán si ya lo tienen o no.

-¿No se está discutiendo, antes del desembarco del proyecto, la aceptación de una nueva planta de personal?

- La verdad es que todo lo que hay en ese sentido es informal. Conocí la opinión de Luciani pero en ningún caso hubo posturas formales. Todo lo demás lo intuimos por lo que han hecho público, pero no aparecieron objeciones formales porque tampoco hubo tratamiento formal.

Desde su bloque, entonces, no habría objeciones previas.

Es que sin la adaptación de la propuesta inicial no se podía tratar nada. No se hubiese tratado un presupuesto real.

- ¿Cómo explica que a mediados de octubre no se haya tratado el presupuesto 2009?

- Tiene que ver con la dinámica de prorrogar permanentemente los presupuestos, año a año. Y la necesidad de adecuar la fiscal e impositiva que, a pesar de un trabajo bastante ejecutivo en el Concejo, se dio a esta altura del año. Fueron tres meses de laburo puntual y a fondo de la comisión de Economía. Lo ideal sería que hoy tratáramos el presupuesto 2010.

- Por la fecha, el Ejecutivo debería enviar dos copias del presupuesto: una con el proyecto 2009 y otra igual en la que sólo cambie el año y ponga 2010.

- En la estructura presupuestaria seguramente no serán muy distintos. Pero el proyecto 2009 es prácticamente asimilable a un presupuesto ejecutado en un 75 por ciento. Por eso, rápidamente, hay que trabajar para tratar el correspondiente a 2010.

Desde mi punto de vista, el tratamiento no está trabado. Sólo se cumplieron algunos pasos inevitables para tener realismo en el cálculo de recursos y posibilitar la adaptación de los gastos. Y el presupuesto que teníamos en el Concejo sin tratar no tenía esos cálculos de recursos. Pero también sabemos que el 31 de octubre vence el plazo para presentar el presupuesto 2010. Se suele pedir prórroga, pero ese proyecto debería estar antes de esa fecha.

- Sí, pero primero hay que bregar porque llegue el proyecto de 2009.

- Está bien, pero de todos modos cuando se trabaje con las tasas nuevas en la adaptación del presupuesto 2009, prácticamente tendremos el proyecto de 2010. Por lo menos en los programas, montos de cada programa y sólo habría algún defasaje en el cálculo de gastos. La estimación de recursos se podrá tener fácilmente y con eso tenés el presupuesto casi armado. Al tratar el presupuesto 2009, estaremos tratando algo similar en términos de recursos y de gastos para 2010.

Comentá la nota