Se frena la economía: recaudación de abril creció la mitad que el mes previo

Se frena la economía: recaudación de abril creció la mitad que el mes previo
La recaudación subió en torno al 11%. Pero a los dos dígitos se llegó pisando reintegros y con los aportes de la estatización de las AFJP. La difunden entre hoy y mañana
La recaudación fiscal de abril que el Gobierno se apresta a anunciar en las próximas horas no hará más que confirmar el abrupto freno que padece la economía argentina desde comienzos de año. Aunque en las huestes oficiales se esforzaron por deslizar auspiciosos anticipos sobre la performance tributaria, poco habrá para festejar a la hora de los números finales.

Según pudo confirmar El Cronista, la recaudación de abril se ubicó por encima de los $ 22.000 millones, en torno a los $ 22.300 millones, en base a datos preliminares. Las cifras definitivas se cerrarán esta mañana. Y entre esta tarde y mañana el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, le presentará las planillas a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El alza de la recaudación de abril sería la menor del año. Entre 10% y 11% interanual, la mitad del incremento del 23% que se registró el mes previo. A esta suba se llegó luego de frenar reintegros de exportaciones y devoluciones del IVA, para inflar el guarismo hasta los dos dígitos. Tarea nada sencilla y que parecía imposible faltando una semana para cerrar el mes.

En abril apenas se concretaron reintegros y devoluciones por $ 300 millones, menos de la mitad del promedio mensual de 2008.

Descontada la inflación (que las consultoras privadas estiman en torno al 15%), los ingresos tributarios ya no crecen en términos reales. Más aun, son negativos. Ello implica que en términos del poder adquisitivo que genera la recaudación fiscal el Tesoro hoy cuenta con menos recursos para llevar adelante obras y proyectos que hace 12 meses.

El parate en el nivel de actividad interna y el desplome de las exportaciones jaquearon en los últimos meses la recaudación. Echegaray tuvo que hacer malabares para sostenerla, aun con los ingresos extras por $ 1.000 millones que generó la estatización de las AFJP.

El alza de la recaudación en marzo (23%) estuvo "inflada" porque se comparaba con el mismo mes del año pasado, cuando se produjo el primer paro agropecuario. Y porque en 2008 Semana Santa cayó en marzo.

Pero ahora todo eso le juega en contra a la Rosada. Abril del año pasado fue un mes de recaudación elevada y se compara con idéntico lapso de 2009, cuando hubo menos días hábiles precisamente por Semana Santa.

El frenazo del nivel de actividad se refleja con mayor nitidez al comparar los ingresos fiscales en periodos interanuales. En abril de 2008 la recaudación crecía al 52% anual. Ahora lo hace al 11%. Sin embargo, también es atendible el argumento que esgrime el oficialismo: la crisis financiera internacional ha impactado en los ingresos fiscales de la mayoría de los países del mundo. En muchos de los cuales (como Brasil y Estados Unidos) la recaudación directamente está cayendo mes tras mes en términos nominales. De hecho, Echegaray recordó la semana pasada que "si uno mira lo que pasa en el resto del mundo, los fiscos están con variaciones en rojo".

El mes pasado los ingresos por retenciones repuntaron levemente. Era algo previsible, dadas las liquidaciones de la cosecha gruesa que se producen en esta época. En el mismo sentido jugó la suba del dólar.

De profundizarse la desaceleración en la recaudación, con gastos inflexibles a la baja y sin acceso al financiamiento externo, no será fácil para el Gobierno cerrar las cuentas del año. Las opciones más a mano son las ya conocidas: emitir bonos intra sector público o gestionar algún crédito internacional.

Comentá la nota