Frei y Piñera, dos en carrera para suceder a Bachelet

El ex mandatario fue proclamado candidato por la DC; el empresario derechista suma apoyos
SANTIAGO, Chile.- El ex presidente de Chile Eduardo Frei fue proclamado ayer por la Democracia Cristiana (DC) como el candidato presidencial de ese partido para las elecciones de diciembre de 2009. De esta manera, Frei, actual senador por la sureña región de Los Ríos, enfrentaría al actual secretario general de la OEA, el socialista José Miguel Insulza, en las primarias de la Concertación del próximo 26 de abril.

La DC, el partido político más golpeado luego en las últimas elecciones municipales de octubre, sufrió una fuerte sangría tras los desastrosos resultados obtenidos en esos comicios, al forzar la renuncia de su presidenta y precandidata presidencial, la senadora Soledad Alvear.

Durante la reunión de la junta nacional democratacristiana realizada ayer en la capital chilena, fue precisamente Alvear quien llamó a sus correligionarios a apoyar la candidatura del ex mandatario.

"Quiero solemnemente solicitarle a esta junta que proclame a Eduardo Frei como candidato a la presidencia. Que él se transforme en la flecha roja que nos lleve a reconquistar el corazón de la gente", dijo.

Inmediatamente después de su intervención, el presidente interino de la DC, Jorge Burgos, ordenó la votación, que resultó en un aplastante triunfo de Frei.

"Creo que es muy importante el hecho de convencer a nuestros amigos de la Concertación que una candidatura democratacristiana tiene muchísimas más posibilidades de llegar a la presidencia que una del otro bloque", agregó Alvear, al aludir a lo que resuelvan el Partido por la Democracia (PPD) y el Partido Radical Social Demócrata (PRSD), los cuales aún no se sumaron a la candidatura de Insulza. Los miembros del PRSD incluso mantienen la apuesta por el senador José Antonio Gómez, de esa agrupación.

El optimismo en la DC es desbordante, tanto que el ex líder del partido, Ricardo Hormazábal, propuso ayer bajarse de las primarias de la Concertación.

Enterado de su proclamación, Insulza sólo tuvo palabras de amabilidad para el ex presidente. "Le digo que realmente conmigo, como siempre, solamente va a tener muestras de amistad y espero que tengamos un diálogo permanente en el período que viene por delante", prometió quien fuera canciller del propio Frei. Ambos compartieron uno de los episodios más duros de ese período de gobierno: la detención del general Augusto Pinochet en Londres.

Eduardo Frei, quien gobernó desde 1994 hasta 2000, es hijo del también ex presidente Eduardo Frei Montalva (1964-1970), quien falleció en extrañas circunstancias durante la gestión de Pinochet. Pese a las investigaciones judiciales, que incluyeron la exhumación de su cuerpo, su muerte aún no ha sido aclarada.

Apoyo a Piñera

Por su parte, la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI) sorprendió con su apoyo al empresario Sebastián Piñera, de las filas de Renovación Nacional (RN), con lo que se convirtió en el candidato presidenciable de la Alianza por Chile.

La UDI, que pretendía volver a instalar a un candidato propio como lo hiciera en las últimas dos elecciones, reforzó así el favoritismo de Piñera, quien lidera las encuestas por amplia ventaja frente a Frei y a Insulza.

"Para ser presidente se necesita un proyecto, y nosotros lo mostraremos durante la campaña. Los candidatos de la Concertación son más de lo mismo. Chile necesita un cambio que no va a venir de La Moneda", dijo Piñera tras agradecer ayer la adhesión de la UDI.

Comentá la nota