Frei estuvo en Mendoza para hacer campaña

El candidato de la Concertación buscó el voto de los emigrados. Se reunió con Cobos.
La campaña presidencial de la Concertación chilena se trasladó ayer a Mendoza. El candidato del partido gobernante, el senador Eduardo Frei, viajó acompañado por otro ex presidente, Ricardo Lagos, se reunió con el vice presidente Julio Cobos y confió en que ganará la elección en segunda vuelta, "aunque sea por una nariz".

Los ex mandatarios trasandinos llegaron a Mendoza para buscar los votos de los chilenos residentes en la provincia. "Si una elección se define por uno o dos puntos quiere decir que estamos hablando de 50 ó 60 mil votos cada punto. Y el número de chilenos que están acá inscritos es muy grande y por lo tanto es parte de lo que tenemos que hacer en esta época", reconoció Lagos. En Argentina viven medio millón de chilenos, y cerca de 40.000 están en Mendoza. Por eso la Concertación vio en esta provincia una importante fuente de votos para las elecciones presidenciales que se celebrarán el 13 de diciembre y que por ahora tiene como líder en las encuestas al candidato de la derecha, Sebastián Piñera.

Esos sondeos señalan que será necesaria una segunda vuelta para elegir al nuevo presidente chileno, pues el 13 de diciembre ninguno de los candidatos logrará la mitad más uno de los votos.

Frei, que criticó esas encuestas porque "se han transformado en formas de hacer política", insistió en la importancia del voto en el extranjero y dijo que "como ellos son parte de nuestro país, hay que darles el espacio que se merecen, que necesitan y poder en el próximo gobierno impulsar las iniciativas que ellos tienen".

La legislación trasandina impide que los chilenos que viven fuera de su país puedan votar en consulados o embajadas. Y los representantes de la Concertación culparon a la fuerza de Piñera por este obstáculo.

"Es parte de lo que tenemos que hacer en esta época, cuando la derecha se ha negado durante 20 años, sistemáticamente, a que los chilenos en el exterior puedan votar como cualquier país civilizado", denunció Lagos.

Frei fue más lejos y aseguró que "una vez presidente en 2010, reimpulsaré el proyecto para que todos los chilenos puedan votar en el extranjero". El aspirante a la Casa de la Moneda arribó a la provincia cerca del mediodía. Su agenda incluyó una reunión con cientos de residentes chilenos en un teatro céntrico y en la Plaza Chile. "Ganaremos en segunda vuelta aunque sea por una nariz", les dijo.

También descartó haber viajado a Mendoza para "hacer ofertones electorales" y recalcó que el objetivo de su visita fue hacer sentir a sus compatriotas más integrados a la realidad chilena. Además, en plena campaña, prometió crear la Dirección General de Migración, entidad que resguardaría la situación de los chilenos que viven en el extranjero. Más tarde, Frei y Lagos mantuvieron un breve encuentro con el vicegobernador Cristian Racconto y con Julio Cobos.

Comentá la nota