Frangioli admite que el gobierno busca solución

El presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, Armando Frangioli, dijo que tras la explicación del gobernador Jorge Capitanich a los prestadores de la salud que la dificultad financiera que atraviesa la provincia era necesario señalar que "el gobierno buscó salida, o está buscando una salida".
En la reunión del jueves entre el gobierno y los prestadores a estos se les informó que la mora en el cumplimiento de diversas obligaciones se debe a los menores ingresos que recibió de la Nación y que ronda 300 millones de pesos.

Con complicaciones

"Ese fue el escenario en el que el gobernador empezó la reunión, con la cual tuvimos que comenzar a conversar de nuestra problemática", apuntó el funcionario en declaraciones radiales. Mientras tanto algunos prestadores ya habían cobrado la facturación de abril y otros lo habían hecho parcialmente a través del Nuevo Banco del Chaco.

El dirigente admitió que así "no todos estábamos en las mismas condiciones económicas ni con la misma angustia de tener que sobrellevar el fin de mes y el pago a salarios con la deuda". En ese sentido marcó que los asociados a Federación Médica y la Asociación de Clínicas y Sanatorios cobraron solo el 60 por ciento de la deuda por medio de la sesión de derechos.

Aunque dijo que la cifra "no le consta", Frangioli apuntó que el gobierno "manifiesta que ellos tienen en el pago de prestadores dentro del sistema colegiado unos 14 millones de pesos mensuales". En forma global, en algún momento dijo que se habló de una deuda de cerca de 70 millones de pesos, pero dijo que es algo que "no puede certificar".

"Con la Asociación de Clínicas tiene una deuda de 17 millones de pesos, aproximadamente, y hay que tener en cuenta la Federación Médica tiene una cifra similar", acotó. Los prestadores esperaban una propuesta para de aquí a fin de año achicar la deuda con un cronograma de pago, pero el jueves recibieron "un panorama sombrío".

Sin embargo admitió que "por otro lado nos dieron una salida y una propuesta" y que salieron de la reunión "con cierto grado de preocupación por los comentarios que recibimos pero alentados por esta propuesta que nos colocaría en una situación de transar con nuestros colaboradores, que son quienes están pagando el plato roto".

"Los atrasos a ellos les impacta muy fuerte, es su sueldo, es su único ingreso, le dedican muchas horas al trabajo y genera trabajos en condiciones preocupantes con el tema de la gripe, con el tema del dengue, están en contacto permanentemente con enfermos y el dolor", remarcó.

Comentá la nota