Franetovich con un pie afuera: tengo 'la obligación moral de ir a la justicia'

El –todavía- Ministro de Asuntos Agrarios bonaerenses, Ariel Franetovich, defendió esta tarde su posición acerca de pelear judicialmente la posibilidad de asumir la banca en el Senado provincial porque –dijo- "tengo la obligación moral y ética" de defender "lo que yo les prometí a los ciudadanos de mi distrito, cuando les pedí que me votaran" para ocupar ese cargo.
En medio de la polémica desatada esta tarde en la Sesión preparatoria del Senado provincial, por donde hizo un fugaz –y comentado- paso para jurar como integrante de ese cuerpo, el Ministro de Asuntos Agrarios de la Provincia redobló la apuesta esta tarde y le dijo a INFOCIELO que más allá de lo que finalmente pase con su situación personal, aún cuando asuma la banca en la Cámara Alta, "voy a solicitar que se expida la Justicia y que fije para siempre un criterio con relación a este tema, porque es sano para la política" que eso ocurra.

"Hay dos interpretaciones posibles, y absolutamente válidas: algunos creen que el artículo 77 y el 72 de la Constitución provincial, cuando hablan de incompatibilidades sugiere que el funcionario debe ‘renunciar’ a uno de los dos cargos, y otros creen, de hecho en la Cámara de Diputados está en plena vigencia esta interpretación, que no hace falta renunciar, y que con una licencia se cumple con ese mandato. Cuando hay dos interpretaciones, es sano que la Justicia fije un criterio definitivo", aseguró Franetovich.

La posición del Ministro choca por estas horas, con una idea que gana fuerza en la Gobernación, nacida –dicen- del más llano sentido común: "No puede el Gobernador apoyar la presentación judicial de un integrante de su propio Gabinete, contra otro poder del Estado". Conflicto de poderes agravado, incluso, por la presencia, como objetado del propio vicegobernador, compañero de fórmula de Daniel Scioli, Alberto Balestrini.

En un breve contacto con este portal, Franetovich pidió "no dramatizar" esta situación, pero defendió su posición de judicializar el tema, más allá incluso de la derivación que tenga la polémica desatada con el Senado y que lo tiene como –"involuntario", dicen en su entorno- protagonista.

La decisión está tomada: peleara por su banca, y aún cuando logre ocuparla, aún a costa de renunciar a la carteta que ocupa en el gobierno provincial -"que no desea, explicaron en la Torre de calle 12- tiene resuelto llevar a la Justicia el planteo acerca del debate que abre las dos interpretaciones, ciertas, del mandato constitucional. Para sanjar la discusión porque "no puede ser que la Constitución se interprete según la coyuntura política" y de distinta manera de un lateral y el otro del Palacio de calle 7 entre 51 y 53.

"Yo tengo que aceptar lo que diga la Justicia, pero esta es una decisión muy personal. Yo prometió que iba a ser candidato a Senador, nadie se tiene que ofender por esto porque todos deberíamos someternos a ver qué interpreta la Justicia. A ver a qué se refiere la Constitución, cuando está diciendo esto", concluyó.

Esta tarde, en el Senado, explicó sus preferencias, más allá de su convicción: Que quería quedarse trabajando en el Ministerio de Asuntos Agrarios, que no pretendía dos cargos –ni dos sueldos-, pero que reclamaba el derecho a que le otorguen la licencia, para el cargo para el que lo habían votado.

Comentá la nota