Franco denunció la existencia de una "campaña sucia".

Habló de una cadena de mails que calificó como "difamatorios", además de amenazas intimidatorias, entre otras irregularidades.
A las denuncias formuladas por Javier Gabrielli, jefe de la campaña del Partido Consenso Federal que lleva como candidatos a concejales a Pablo Petraglia y Luciano Polo, sobre la aparición de "cadenas de mail y un grupo en facebook que intenta confundir a los electores", se sumó ayer lo que Alejandro Franco, primer candidato a concejal de la lista 55 Propuesta Republicana, calificó como "campaña sucia".

Vale recordar que esta lista va unida a la lista 503 de Unión-Pro cuyo primer candidato a diputado nacional es Francisco de Narváez.

Franco -en conferencia de prensa- dijo que el martes "comenzó a circular un mail citando a una página apócrifa, difamándonos a mí y a los demás candidatos como Atilio Villani y Mónica Sirvent".

Consideró que "esto tiene que ver con una campaña integral de desprestigio. Desde el lunes pasado, cuando llegó Francisco de Narváez y nos aportó números que son beneficiosos para nosotros, empezamos a ver que comenzaron a suceder determinadas cosas que íbamos a mantener en la intimidad, como llamados telefónicos intimidatorios a mi casa y una cadena de mails".

Expresó que "vamos a investigar hasta las últimas consecuencias. Alguien se tiene que hacer responsable de estas infamias".

También alertó que "algunos vecinos nos dicen que se empezó a repartir un sobre con boletas de De Narváez, junto a la de los candidatos del meonismo. Nos parece muy reprochable que, quien antes estaba junto a Elisa Carrió, hoy sale a repartir boletas de Francisco de Narváez".

Entre las irregularidades el candidato también mencionó que "se perdieron boletas que debieron llegarnos".

Ampliando lo referente a los mails, dijo Franco que los mismos hablan de "cosas de índole personal y un modo de financiamiento corrupto de parte nuestra, cuando tenemos un local de dos por dos y los avisos y afiches son los más chicos, mientras observamos gigan-tografías y un despilfarro de dinero que esperemos que no sea el contribuyente de Junín el que termine pagando todo eso".

Comentá la nota