San francisco Piden urgente reparación de la cloaca máxima

SAN FRANCISCO - Un complejo panorama en el que se mezclan una demanda judicial contra el municipio, la falta de...
SAN FRANCISCO - Un complejo panorama en el que se mezclan una demanda judicial contra el municipio, la falta de rendición de aportes del Estado nacional en la época del intendente Hugo Madonna y la preocupante situación sanitaria de la ciudad a raíz de los desbordes de líquidos cloacales que afloran por las bocas de inspección, motivó la presentación de un proyecto que tratará el Concejo Deliberante pidiendo que se busque urgentemente una solución al problema.

El bloque del Frente Cívico y Social presentó un proyecto de resolución solicitando al Departamento Ejecutivo, que arbitre los medios legales correspondientes, para que la Justicia autorice al Municipio a ingresar con su personal y maquinarias en los campos atravesados por la cloaca máxima. Ese sector presenta graves roturas, y necesita de la limpieza y acondicionamiento del ducto para que favorezca el escurrimiento de los líquidos hacia la planta de tratamiento ubicada al sur de la ciudad.

El proyecto pide la conexión del aliviador de la avenida Cervantes, lo que ayudaría a mejorar la situación en el microcentro. Pero además la construcción de la rectificación de la traza del colector de calle Lamadrid, obra anunciada a principios de 2008.

Por otra parte, se reclama que se reinicien los trámites para obtener el subsidio de 500 mil pesos otorgado por el ENOHSA a la Municipalidad de San Francisco en 2006, y que no fuera utilizado por impedimentos legales.

Sobre ese dinero, se conoció que desde el gobierno nacional se restringe el aporte de financiación para obras en San Francisco, debido a que la gestión anterior dejó sin rendir varios subsidios recibidos. Estos aportes del Estado nacional estarían vinculados a la continuidad de la construcción de redes cloacales en diversos barrios y a un crédito por 1.3 millones de pesos para trabajos en la laguna de tratamiento y la cloaca máxima, que nunca habrían ingresado a las arcas del municipio, porque no se presentaron los avales correspondientes para el reintegro.

Los caños que conforman la cloaca máxima están virtualmente destruidos en un tramo de casi un kilómetro, lo que impide el normal desplazamiento de los efluentes hacia su tratamiento.

El año pasado,el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, firmó un convenio con el gobierno municipal y el provincial comprometiendo financiamientode una segunda cloaca máxima para San Francisco, pero aún no se avanzó con el proyecto.

Comentá la nota