SAN FRANCISCO Piden a Llaryora que encabece reclamo para que la autovía se conecte con la ciudad

Lo exigieron dirigentes de diversas instituciones representativas de la ciudad, e incluso integrantes del Concejo Deliberante. La idea es que se modifique el tramo Josefina - Ruta 158 que pasará a unos 6 kilómetros al sur de la ciudad. El proyecto vial está incluido en el presupuesto nacional para el año próximo, pero hasta el momento sólo se conoce que al llegar a la localidad santafesina, la autovía tendría un nudo derivador que permitiría acceder por la actual Ruta 19 al conglomerado Frontera - San Francisco.
SAN FRANCISCO - Dirigentes de diversas instituciones representativas de la ciudad e integrantes del Concejo Deliberante reclamarán al intendente Martín Llaryora que se ponga al frente del pedido para que se modifique el proyecto técnico del tramo Josefina-Ruta 158 que pasará a unos 6 kilómetros al sur de San Francisco y según trascendió no tendría planificada ninguna conexión con la ciudad.

La falta de precisiones sobre las características técnicas del tramo que pasará al sur de San Francisco genera varios interrogantes y la inquietud de las fuerzas sociales por el eventual aislamiento en que quedaría la ciudad.

Hasta el momento sólo se conoce que al llegar a la altura de la localidad de Josefina la autovía tendría un nudo derivador que permitiría acceder por la actual Ruta 19 al conglomerado Frontera - San Francisco.

A partir de esta falta de certezas, el bloque de concejales del Frente Cívico y Social presentó un proyecto de resolución mediante el cual se solicita que se tenga en cuenta la realización de vías de conexión entre la autovía y la zona urbana de la ciudad.

El proyecto será tratado en la sesión del 28 de octubre y mientras tanto se están recibiendo adhesiones de diversas entidades que plantean la necesidad de una gestión en el más alto nivel político para que se analice una alternativa al proyecto que está incluido en el presupuesto nacional de 2009.

En la fundamentación de su proyecto los ediles Carlos Roffé y María Teresa Blengino de Ferrero muestran su preocupación porque, con la construcción de esta importante obra, la ciudad de San Francisco quedaría aislada, ya que ninguno de los proyectos contempla derivaciones hacia la zona urbana y los viajeros que se trasladen por la autopista pasarán a una distancia importante, restando un significativo movimiento económico que actualmente existe al atravesar la Ruta 19 gran parte de la zona urbana. Vale recordar que la Ruta 19 es parte del corredor bioceánico del Mercosur y por ella transitan diariamente numerosos transportes de cargas internacionales.

La información con la que cuentan los ediles del FCS apunta a que en esa fracción del trazado, la ruta se transformaría en autopista, es decir que estaría cerrada, tendría iluminación y consecuentemente no tendría accesos a nivel para bajar hacia el conglomerado urbano Frontera-San Francisco.

Los ediles piden que se contemple la posibilidad de hacer derivaciones en por lo menos tres lugares; una en el límite interprovincial, que favorecería tanto a Frontera como a San Francisco, otra derivación que podría ser a la altura de las avenidas Caseros o Juan B. Justo y una tercera a la altura de avenida General Savio, teniendo en cuenta el acceso al Parque Industrial.

Los concejales del FCS piden también que Vialidad Nacional aporte los fondos necesarios para poder concretar las expropiaciones de tierras que correspondan para abrir las calles de acceso y su pavimentación uniendo la ciudad con la autopista.

En tal sentido el concejal Roffé refirió que en territorio santafesino fue el OCCOVI quien se hizo cargo de pavimentar los desvíos que conectan localidades que quedaron al costado de la reformulación de la Ruta Nacional 19.

La autovía de la Ruta 19 que une Santo Tomé con Córdoba comenzó a construirse con financiamiento del Estado nacional y de organismos internacionales de crédito y las obras consisten en reformular la traza y construir una vía paralela a la actual ruta que fue construida en la década del ‘30. Los trabajos en seis tramos, varios de los cuales ya fueron adjudicados a diferentes empresas, que comenzaron con las tareas en el terreno y el último sector, entre Josefina y la Ruta Nacional 158 aún no se licitó, por lo que tanto en San Francisco como en Frontera se sigue con atención el resultado de las gestiones que se puedan encarar para solucionar este inconveniente.

Comentá la nota