Francia: parlamentarios pidieron prohibir el uso del burka en los servicios públicos

Una misión parlamentaria recomendó que Francia prohíba el uso del velo islámico integral (burka) en las administraciones y transportes públicos, en un informe presentado ante la Asamblea Nacional (cámara de Diputados) tras seis meses de trabajo.
Aunque la cantidad de mujeres musulmanas que se cubren el rostro por razones religiosas son pocas en Francia, unas 2.000 según cifras oficiales, el debate sobre su prohibición se agitó en los últimos meses, dando lugar a una serie de interrogantes sobre el lugar del islam en este país europeo.

Al cabo de 200 audiencias, la misión defendió la adopción de "una resolución parlamentaria que condena el uso del velo integral por ser contrario a los valores de la República".

La misión parlamentaria, formada por 32 diputados de todos los partidos, comenzó a examinar el uso de la burka en julio de 2009.

El informe contiene 18 propuestas entre las que figura la "adopción de una disposición que prohíba disimular el rostro en las administraciones públicas".

Los miembros de la misión no alcanzaron la unanimidad para recomendar la adopción de una ley de prohibición "general y absoluta" de la burka en los espacios públicos.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, lanzó el debate a la arena política en junio del año pasado al afirmar que la burqa "no será bienvenida en la República" pues "es una señal de servidumbre".

Comentá la nota