Francia celebró los 220 años de la Toma de la Bastilla

El tradicional desfile militar por los Campos Eliseos de París conmemoró la fiesta nacional francesa del 14 de julio, en medio de fuertes medidas de seguridad y en el marco de nuevos disturbios y arrestos.
La policía reprimió a un grupo de jóvenes en la periferia parisina el lunes por la noche que protestaba justamente contra la "violencia policial", luego de que un joven perdió el ojo izquierdo en un enfrentamiento, la semana pasada.

El ministerio del Interior informó que fueron 500 los vehículos incendiados en las vísperas de la fecha patria, contra los 297 del año pasado.

"Deploro esta malsana tradición que se instauró en cada fin de semana del 14 de julio", expresó en un comunicado el titular de esa cartera, Brice Hortefeux.

El desfile militar se realizó por la mañana en los Campos Eliseos y, por primera vez, se vio un grupo con unos 400 militares de India, ante la presencia del primer ministro de ese país, Manmohan Singh.

El primer ministro estuvo sentado en la tribuna de honor junto al presidente francés, Nicolas Sarkozy.

"Francia ama a India", comentó Sarkozy, con el trasfondo de la cooperación estrecha en energía nuclear civil y la esperanza de vender aviones Rafael a Nueva Delhi.

Varias asociaciones y ONG, entre ellas "Salir de la energía nuclear", criticaron "el puesto de honor dado a la proliferación nuclear", pues India no firmó el tratado internacional que pretende evitar la extensión de esas armas.

El banquete en los parques del Palacio del Eliseo este año tuvo un "recorte" de dos mil invitados, al pasar de 7.000 a 5.000, aunque la gastronomía local estuvo regada con champagne.

Por su parte, el ministro Hortefeux dijo que la conmemoración de la Toma de la Bastilla es "sensible para el orden público".

Unas 240 personas fueron arrestadas durante la noche en todo el país en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Trece policías y gendarmes resultaron heridos tras el lanzamiento de petardos y fuegos artificiales, dijo una versión oficial.

De las 240 personas demoradas -el doble que en 2008 en esta fecha-, 190 quedaron detenidas.

En Montreuil, periferia este de París, hubo choques entre la policía y jóvenes que protestaron contra "las violencias de la policía", luego de que la semana pasada un joven fue herido en un ojo por el uso de las pistolas "flash-ball", arma de defensa letal "atenuada".

Los agentes cargaron contra 250 y 300 manifestantes luego de que algunos petardos fueron lanzados en su dirección y se desataron los enfrentamientos, con lanzamientos de piedras y uso de bastones de ambos lados.

El alcalde Dominique Voynet criticó la "demostración completamente inútil de fuerza de la policía".

Los manifestantes eran en gran parte los mismos que el miércoles pasado trataron de impedir el desalojo de una clínica abandonada y ocupada por personas.

Entre los detenidos del lunes a la noche está Adrien Morin, un practicante del diario Le Monde que cubría la manifestación y que fue detenido, desnudado y requisado.Morin fue liberado en la madrugada.

Comentá la nota