Air France aceleró cambios para evitar más accidentes

La empresa concluyó el plan de recambio de los sensores de velocidad de sus 34 aviones A330 y A340, aunque no saben si esa fue la causa de la caída.
La aerolínea francesa Air France cambió todos los sensores de velocidad de sus aviones de la gama A330 y A340 como medida preventiva tras el accidente del vuelo AF447, que se estrelló el día 1 de este mes.

En la actualidad, los 34 aparatos de este tipo que tiene la compañía vuelan con tres sensores de velocidad nuevos, después de que la compañía decidiera acelerar el programa de recambio de los mismos.

"Aunque no sabemos si esos sensores fueron la causa del accidente del AF447, pedimos que se cambiaran por un principio de precaución", indicó Erick Derivry, portavoz del sindicato mayoritario de pilotos de la compañía SNPL.

Derivry señaló que todos los incidentes señalados hasta el momento corresponden a aviones equipados con los sensores antiguos y que en los que tienen el nuevo modelo, fabricado por Goodrich, no se han registrado problemas.

Air France había comenzado el programa de recambio el pasado 27 de abril, pero no recibió los nuevos sensores hasta tres días antes del accidente del avión que volaba entre Río de Janeiro y París, y en el que murieron sus 228 pasajeros.

Al respecto, Aerolíneas Argentinas aclaró en un comunicado de prensa que las aeronaves Airbus A340200 y A340300 que posee la empresa "están equipadas con sensores de marca Goodrich", que no están afectados por la medida de Air France. Es que justamente la firma de origen francés está reemplazando los sensores de marca Thales por los que tiene en operación la empresa local.

"En momentos sensibles como el que vivimos, queremos transmitir tranquilidad aclarando que los cambios solicitados por otras empresas no afectan a nuestras aeronaves", explicó Aerolíneas.

Comentá la nota