Fracasó un plenario del Consejo de la Magistratura para analizar las críticas

Iba a ser una reunión "informal" sin asesores ante los crecientes cuestionamientos a la composición y la actividad del organismo encargado de designar y destituir jueces. Pero se suspendió porque faltaron la mayoría de los consejeros
Finalmente, el Consejo de la Magistratura no realizó esta mañana el plenario al que había convocado su presidente, el juez Luis María Bunge Campos, para analizar a puertas cerradas el debate que se fortaleció estos días en torno a la composición de ese organismo, encargado de la designación y la destitución de magistrados.

La convocatoria a la reunión había sido realizada la semana pasada. La idea era que fuera un encuentro a puertas cerradas, sin asesores ni periodistas, algo que rechazaron varios consejeros que habían anticipado que no dejarían que fuera así salvo que el temario (que no se conoció en detalle) lo ameritara; habitualmente los encuentros del organismo son públicos.

Si hay reunión de comisiones y de labor, pero no un plenario propiamente dicho. Este recién se hará la semana que viene y está previsto que asista al mismo el ministro de Justicia, Julio Alak.

Tras las elecciones, desde la oposición y el sector judicial reclamaron que la integración del Consejo sea reformada porque el oficialismo no tiene mayoría como para imponer sus decisiones sus candidatos o decidir per se una remoción pero, con cinco de los trece miembros, sí cuenta con un virtual poder de veto para seleccionar a los jueces o acusarlos por mal desempeño, las dos funciones centrales del organismo.

El Consejo comenzó a funcionar en 1998 con 20 integrantes. A instancias de un proyecto de la entonces senadora Cristina Kirchner, en 2006 fue reducido a 13 integrantes: tres diputados y tres senadores (dos por el oficialismo y uno por la oposición), tres jueces, dos abogados y un representante del sector académico y otro del Poder Ejecutivo.

Las críticas también apuntan a la lentitud del trabajo del cuerpo en la selección de jueces y la resolución de las denuncias contra los magistrados.

Comentá la nota