Fracasó otra negociación con estatales y se vienen nuevas medidas de fuerza

Representantes de la Federación de Gremios Estatales y Particulares de la provincia de Buenos Aires (Fegeppba) se reunieron ayer con el ministro de Trabajo Oscar Cuartango, que expresó la imposibilidad de mejorar la propuesta salarial promedio del 8,9%.
La respuesta de AERI, APOC, Salud Pública, Sosba, Soeme, Aatrac, Gráficos, Prensa, Mensuales del Hipódromo y Aemopba (los gremios enrolados en la Fegeppba) fue lanzar un nuevo ultimátum: si para el viernes no hay una oferta superadora, la semana entrante habría medidas de fuerza.

Mientras tanto, entre hoy y mañana tendrán lugar los paros dispuestos por la CTA, la otra central que nuclea a estatales bonaerenses.

En efecto, en las primeras horas de hoy arrancó el paro de los estatales nucleados en ATE y los médicos de Cicop, mientras que mañana llegará el turno de la protesta de los judiciales. Trabajadores de la Junta Electoral mantienen una medida similar desde la semana pasada que podría poner en riesgo las elecciones.

Los sindicatos rechazaron el aumento del 9% al salario, retroactivo al 1º de marzo.

Desde hoy, y por 48 horas, se verá reducida entonces la atención en los hospitales bonaerenses, y en los establecimientos educativos, producto del paro de los auxiliares, así como el funcionamiento de la administración provincial. Mañana, en tanto, se resentirá la actividad en los tribunales bonaerenses, medida que será acompañada por una movilización.

Los trabajadores judiciales exigen al Gobierno ser convocados a paritarias para discutir con la Suprema Corte un nuevo escalafón, al tiempo que reclaman la incorporación a la estructura judicial los 2.700 cargos previstos en el Presupuesto y que no se descuenten los días de paro.

Comentá la nota