Fracasó un nuevo intento para un gobierno de unidad en Israel

"Netanyahu pone en peligro los intereses nacionales de seguridad al negarse a aceptar la fórmula de 'Dos Estados para dos pueblo' que es apoyada por los EE.UU. y la comunidad internacional". Esta afirmación provino ayer del círculo de allegados a la aún canciller israelí Tzipi Livni, poco después de fracasar un segundo encuentro con el jefe de la derecha y candidato a la jefatura de gobierno israelí, Benjamin Netanyahu.
La acusación de Livni explica porqué decidió rechazar la oferta de Netanyahu para compartir un gobierno de unidad. Inmediatamente, después de salir de la reunión con Netanyahu, Livni declaró: "Podría haber un gobierno de unidad que avance en los temas que son urgentes para Israel. Por el momento, este no es el gobierno de Netanyahu".

Ya al comienzo de la entrevista Netanyahu preguntó a Livni si estaría dispuesta a estudiar su participación en el próximo gobierno en la medida en que la jefatura rotara entre los dos. Esta pregunta se produjo tras una semana en la que Netanyahu, sus allegados y los partidos que lo apoyan desde la derecha expresaran su completa negativa a cualquier tipo acuerdo de rotación en la jefatura de gobierno. La pregunta quedó sin respuesta, ya que Livni prefirió exigir antes que nada una respuesta al tema central: los palestinos.

Al término de la reunión, Livni fue la primera que enfrentó a las cámaras de televisión. Dijo que Netanyahu no aceptó comprometerse a que en la plataforma del próximo gobierno se incluya la búsqueda de la convivencia de dos Estados como solución para el conflicto israelí-palestino.

Livni fue clara: "Dos Estados para dos pueblos no es un eslogan vacío. Es la única manera de que Israel puede seguir siendo un Estado judío y que así pueda luchar contra el terrorismo. Es una cuestión fundamental". Livni considera que un gobierno israelí que se retraiga de la fórmula de los dos Estados, dificultará la posibilidad de conformar un frente internacional contra Irán. Minutos después salió Netanyahu en su rostro se percibía el fracaso en su último intento de lograr un gobierno con la extremaderecha.

Comentá la nota