Fracasó nueva audiencia por Loimar

El Ministerio de Trabajo Bonaerense convocó a un nuevo para este jueves. El dirigente Juan Solano, secretario adjunto de FOCRA Azul, detalló que se mantendrá con el paro hasta que la empresa reincorpore a los cesanteados. Ayer se movilizaron los contratistas.
Al ratificar la empresa la decisión de no reincorporar a los 13 trabajadores cesanteados, fracasó una audiencia desarrollada en el Ministerio deTrabajo Bonaerense, en el marco del conflicto que mantiene paralizada la fábrica Loimar.

Juan Solano, secretario adjunto de FOCRA, Azul, en diálogo con AM1560 Tandil en el programa “Examen final”, detalló que hubo una audiencia por varias horas y no pudieron arribar a ninguna solución “que nos satisfaga a nosotros, porque la empresa sigue queriendo el no ingreso de los 13 despedidos. Estamos ahí firmes en la lucha”.

Aseguró en el espacio radial de los periodistas Rodrigo Revillo y Guillermo Liggerini que “El Ministerio convocó para el jueves a las 10 de la mañana a las dos partes. El tema principal del conflicto siguen siendo los 13 despedidos, porque la empresa dice que no los necesita.

“Si partimos de la base que la empresa por represalia ha despedido a estos empleados, porque los trabajadores han decidido unirse en su totalidad para que no sean avasallados sus derechos como viene ocurriendo en la empresa, entonces nosotros no tenemos otra alternativa que defender a esos compañeros. No tenemos alternativa”, explicó el representante de los trabajadores.

Sostuvo el dirigente que la empresa “adujo problemas de crisis y no hubo, ahora aduce el artículo 245 de la ley de contrato de trabajo, despido sin causa. Alguien está mintiendo, y precisamente no somos los trabajadores”.

Asimismo negó haber sido citado por la Justicia a raíz de una denuncia por parte de la empresa, por presunta obstrucción de ingreso a la planta fabril y presuntas amenazas.

“Nosotros simplemente estamos haciendo una huelga, un derecho contemplado en la Constitución. No estamos haciendo nada fuera de lo legal”, explicó.

Por otra parte negó que se hubiera resquebrajado la unidad de los trabajadores. Además dejó en claro que los contratistas cuando ingresaron a la fábrica fue para realizar trabajos que le correspondían a quienes llevan adelante la medida de fuerza.

Unos 50 contratistas reclamaron en la comuna

Medio centenar de contratistas, que se ven afectado por la paralización de la actividad en la fábrica “Loimar”, fueron a la Municipalidad a pedir un respaldo en su reclamo de ingresar a la planta, paso que –aseveraron- impide el gremio de ceramistas y la mayoría de los trabajadores nucleados en ese sindicato.

Los manifestantes entregaron tres petitorios: uno al Ejecutivo, otro a la Presidencia del Concejo Deliberante y el restante a la Comisión de Derechos Humanos.

Aseveran en el escrito que Focra, con su movilización en las puertas de la empresa, está vulnerando “nuestro derecho a trabajar”, en tanto temen que, de agudizarse el conflicto originado en el despido de 13 operarios, cierre definitivamente la fábrica.

Pese a que los contratistas defienden como “legítimo” el derecho a huelga, pretenden que el sindicato les permita acceder a la planta, ubicada en el ingreso a la Sexta Brigada Aérea.

Tras el encuentro que mantuvieron con el jefe de Gabinete, Carlos Fernández, el funcionario aclaró que “el Municipio no tiene facultades directas” en el tema, más allá “de una gestión de buenos oficios”, y poner en la agenda el reclamo dentro del comité de monitoreo, que se reúne todas las semanas.

“Haremos conocer esta situación en el comité”, dijo Fernández a LA VOZ para poner en blanco sobre negro que la comuna poco puede hacer en torno al eje de la discusión, ni más ni menos, que un conflicto laboral que sigue su curso en el Ministerio de Trabajo.

Fernández, luego ratificó la posición del Gobierno de Miguel Lunghi en torno a la crisis de alcance internacional: “haremos todo lo que podamos para morigerar el impacto de la crisis, pero queremos ser prudentes, y no ser nosotros mismos los que alentemos a la caída del consumo y los despidos”.

El comité, integrado por diversos sectores, sindicales, empresariales y gubernamentales, se reuniría el viernes venidero en la sede de la Cámara Empresaria.

Ayer a la tarde, el secretario de Desarrollo Local, Pedro Espondaburu, exhibió en la reunión del gabinete, los alcances de la encuesta que mide las cesantías que habrá en 2009, según lo anuncian diversas firmas productivas del partido.

CARTA ABIERTA A LA CIUDADANIA DE TANDIL

Me dirijo como ciudadano, más que como representante gremial, por los hechos acaecidos hasta el día de la fecha en la fábrica LOIMAR.

Observando como perspectiva de acuerdo a las circunstancias que están acaeciendo y no poder encontrar una solución a nivel empresarial ni gremial; y tratando de proteger la fuente laboral para los tandilenses, obrando con la mejor predisposición en la medida de mi representación gremial, ante el sector empresarial y gremial.

Y dado con la belicosidad que algún sector de los trabajadores, se presentan ante la sociedad tandilense.

Hago por este medio mi descargo sin echar culpas y asumiendo mis responsabilidades beneficiando de la mejor manera posible a los trabajadores que represento.

Quiero dejar como constancia por éste medio, no haciéndome responsable de los actos que algunos fueran a tener contra la empresa.

Dado que he agotado todas las herramientas que están a mi alcance, como lo he hecho durante mi larga gestión frente al sector gremial que represento.

Haciendo hincapié que cada trabajador consulte con su familia y la sociedad

tandilense, que habiendo sido un intermediario ante la Obra Social; no presentando nadie en su momento ninguna queja o disconformidad, y si la hubo en su momento fue solucionada de la mejor manera por intervención del que suscribe ante quienes correspondiera, brindándole la mejor cobertura tanto gremial como humana.

A los que muchos de los trabajadores y familiares, pueden prestar testimonio de lo mismo.

Dejo a la comunidad tandilense y a los trabajadores en su conciencia que por los medios que quieren llegar a un acuerdo con la empresa no es la mejor manera, la violencia y la agitación a las que algunos sectores se prestan por desconocimiento o falta de información.

Agradeciendo a toda la sociedad tandilense y a los trabajadores y quedando a disposición de todo lo que esté dentro del ámbito legal, siendo como los que me conocen los testigos de mi gestión que con la intervención de nuestro Señor llegaremos a un buen fin en esta situación y propuesta que no involucra solamente a Tandil, sino a la Argentina dado la situación en la que está atravesando el mundo en este momento a nivel económico y social.

Expresando mis buenos deseos para que así sea. Y así comenzar un año con fe y esperanza.

Salvador Angel Belardo

DNI: 5.367.750

Comentá la nota