Fracasó la mediación y la Fiscal pedirá nuevamente el desalojo de las casas del Plan Dignidad

La segunda instancia de mediación penal entre la defensa los ocupantes de un complejo habitacional del barrio “El Martillo” e integrantes de la Municipalidad y Provincia culminó este lunes sin que se arribe a un acuerdo entre las partes.
Los representantes legales de los manifestantes impusieron como “base inquebrantable” que se otorgue una solución inmediata a 26 familias en situación de calle, lo cual no fue aceptado por las autoridades. El Dr. Juan Pablo Gelemur, abogado patrocinante de las personas que reclaman por viviendas dignas, dijo que, en caso de haber firmado el acta de acuerdo, “esas 26 familias hubieran ido a parar directamente a la calle”. Por su parte, la Fiscal Graciela Trill consideró que no se llegó a un entendimiento “por intransigencia de los ocupantes” y adelantó que volverá a pedir el desalojo.

Cabe recordar que el conflicto se produjo el pasado jueves 15 de enero, cuando alrededor de medio centenar de familias tomaron de manera pacífica un complejo habitacional a medio construir, ubicado en la calle 49 entre Friuli y Pehuajó del barrio General Pueyrredón, alegando que ellos son los beneficiarios de las mismas.

En ese contexto, el Dr. Juan Tapia del Juzgado de Garantías Nº 4, dictaminó al día siguiente que debía garantizárseles comida y agua a los ocupantes del complejo habitacional, luego de que el Dr. Juan Pablo Gelemur, en representación de los manifestantes, interpusiera un recurso de amparo junto a una medida cautelar para asegurar la provisión de elementos de primera necesidad mientras se extienda la ocupación.

En ese lapso, se procedió a la mediación penal bajo la responsabilidad del Dr. Sergio Irigoin y de la que participaron autoridades del Ministerio de Obras bonaerense, integrantes del Instituto Provincial de la Vivienda , Javier Pérez y Miguel Bartolucci; el secretario de Legal y Técnica municipal, Dr. Martín Colombo, además de representantes de la empresa constructora de las viviendas. Asimismo, asistieron tres miembros de las familias ocupadoras, junto con el abogado que los patrocina. En dicha oportunidad, no se llegó a un acuerdo entre las partes involucradas.

En tanto, el pasado lunes, el Juez de Garantías, Gabriel Bombini, resolvió que se retome la mediación penal entre los ocupantes y las autoridades municipales, recurso que volvió a fracasar este lunes.

Al respecto, el Dr. Gelemur señaló a 0223.com.ar que a lo largo del proceso “las partes se habían puesto de acuerdo preliminarmente en 14 puntos, de los cuales 11 habían sido tomados de la mediación anterior, y 3 restantes tenían como objetivo que tuvieran solución en el corto plazo; pero lo que terminó siendo una base infranqueable es que se le diera solución en forma eminente a 26 familias en situación de calle, cuestión que tanto ni Municipio ni Provincia han podido dar algún tipo de respuestas”.

Es ese orden, el letrado defendió la postura discordante al subrayar que, en caso de haber sido firmado ese acuerdo, “esa gente hubiera ido a parar directamente a la calle”.

Gelemur, asimismo, confirmó que los manifestantes, “reunidos en asambleas, determinaron que están dispuestos a correr el riesgo de ser desalojados”, aunque desestimó la posibilidad de una expulsión “inminente” ni “violenta”.

“Muy por el contrario el desalojo ya ha sido solicitado por la Dra. Trill y el propio Juez de Garantías interviniente le rechazó el pedido y mandó a que la causa se reabra a instancias de mediación para que las partes puedan pacíficamente solucionar una controversia que, en todo, excede el marco judicial, entendiendo que es un conflicto social y quedó claro una vez más que el Estado no está queriendo dar respuestas”, completó.

“Lo único que resta esperar es si la omisión que han tenido tanto el Ejecutivo Municipal y Provincial y los legislativos, lo plasme ahora el Poder Judicial a través de la omisión obsecuente de los estados gubernamentales”, sostuvo el abogado.

Por su parte, la Dra. Graciela Trill, Fiscal interviniente en la causa, anticipó este lunes a este vespertino digital que, una vez remitidas las actuaciones a su dependencia, volverá a solicitar el desalojo.

“La segunda instancia de mediación fracasó por voluntad de los ocupantes, por lo que ahora solicitaré algunas medidas que considero correctas, voy a estudiar las actas de mediación, veré si hay algún informe nuevo para hacer y pediré nuevamente el desalojo porque, de hecho, ya está predicado en la causa que hay delito, tal como lo resolvió el Juez Bombini”, explicó la Fiscal.

En esa línea, la Dra. Trill admitió que, si bien el Magistrado había solicitado que “se extremaran las instancias de mediación, yo no tenía ninguna confianza en que se arribara a un acuerdo ante la intransigencia de los ocupantes. No iban a modificar el planteo de una semana a la otra”.

Comentá la nota