Fracasó el intento opositor para derogar el tarifazo en la luz y el gas

Fracasó el intento opositor para derogar el tarifazo en la luz y el gas
Los 100 diputados que reunió la oposición no alcanzaron para intentar frenar subas de hasta 350%. Una hermética reunión entre Kirchner y Schiaretti apuntaló la estrategia K de cerrar una discusión sobre los subsidios a los servicios públicos.
La oposición fracasó este miércoles en su intento de discutir en el recinto de la Cámara de Diputados la derogación de los aumentos de las tarifas de la energía a usuarios domiciliarios, al no haber podido reunir el quórum necesario por la ausencia masiva del bloque del Frente para la Victoria (FPV).

Con 90 diputados en el recinto de los bloques del radicalismo, socialismo, Coalición Cívica, PRO y el peronista disidente puntano Luis Lusquiños (FREJULI), la vicepresidenta primera de la Cámara, Patricia Vaca Narvaja (FPV), levantó la sesión a las 11.20, veinte minutos después de trascurrida la media hora de tolerancia para esperar la formación del quórum mínimo de 129 legisladores en sus bancas.

La oposición aspiraba a derogar el decreto 2067/08 que dispuso los cargos que incrementaron las tarifas de gas y las resoluciones que aumentaron el costo del servicio eléctrico hasta un 300%. Tras ser levantada la reunión, el vicepresidente del bloque de la UCR, Pedro Azcoiti, tomó la palabra para señalar que en otras sesiones especiales pedidas por el oficialismo el tiempo de espera para formar el número se había prolongado aún más.

El diputado Juan Carlos Morán (CC) destacó después que "treinta y tres bloques de la oposición se han puesto de acuerdo en una propuesta en común" para derogar el "tarifazo", al que calificó de "ilegal, inconstitucional y lógicamente escandaloso".

Más tarde, la diputada socialista Silvia Augsburger remarcó que se debe "dar una respuesta a miles de familias que están preocupadas porque vuelve a regir el cargo tarifario, tanto en gas como en luz", dijo y exigió al oficialismo "una revisión integral de las tarifas". En ese marco, Augsburger reiteró "el compromiso del bloque Socialista para implementar una tarifa social que incluya a los jubilados y pensionados que cobren el haber mínimo, y a los sectores más pobres", porque, señaló, "no puede quedar a discrecionalidad de las distribuidoras, quién puede pagar y quién no, como lo está planteando el Gobierno".

HERMÉTICA REUNIÓN. Entre los ausentes a la sesión especial donde se buscó sin éxito derogar el tarifazo se registró un imprevisto. Se trata del cordobés Arturo Heredia, quien responde directamente al gobernador Juan Schiaretti.

El faltazo de Heredia, según informaron fuentes cordobesas a Criticadigital, lejos estuvo de ser una situación casual o infortunada. Su ausencia se transformó en un guiño del gobernador de Córdoba a la Casa Rosada, con quien acercó algunas posiciones en una reunión secreta el lunes de la semana pasada .

Dos días de que la presidenta Cristina Kirchner viaje a la provincia para compartir un acto con el mandatario local, Schiaretti mantuvo un encuentro privado con Néstor Kirchner. Fue en Olivos y estuvo enmarcado por el más férreo hermetismo.

Según contaron las fuentes a este medio, allí se habló a agenda abierta y el ex presidente se interiorizó por la grave situación financiera de Córdoba. Schiaretti, por su parte, limitó su distanciamiento con el kirchnerismo a la política agraria, la Ley de Medios y la deuda que el Estado no salda con Córdoba.

El vocero, por último, confirmó que para que Heredia no de quórum a la sesión convocada para voltear los aumentos en las tarifas, medió un llamado telefónico. El designado fue el ministro de Gobierno de Córdoba y mano derecha de Schiaretti, Carlos Caserio.

EL TARIFAZO. El aumento de tarifas de luz y gas comenzó a regir la semana pasada, luego del vencimiento de la suspensión provisoria que el Gobierno había dispuesto en agosto. De todos modos, existen fallos judiciales que paralizaron las subas hasta que se resuelva su legalidad o ilegalidad.

Las alzas en la electricidad, dispuestas en octubre del año pasado para eliminar progresivamente unos $ 807 millones anuales en subsidios a la generación, alcanzan a los clientes de Edenor, Edesur, y Edelap que consumen más de 1000 kW bimestrales. Para los usuarios con un consumo de entre 1000 y 1200 kilovatios, el incremento es del 100%; para los de entre 1200 y 1400 kW, de 185%; de entre 1400 y 2800 kW, del 200%, y de más de 2800 kW, del 357 por ciento.

La suba en el servicio de gas natural, que rige a partir del decreto 2067 para financiar la importación del fluido, afecta a los clientes de altos consumos de las categorías R 33 y R 34, que superan un umbral que varía según la región y parte de los 1000 metros cúbicos anuales. Los fuertes aumentos en las facturas de luz, que durante el verano alcanzaron hasta un 400% -junto con impuestos y penalidades-, y en las de gas, que llegaron hasta un 260%, provocaron la oposición de los consumidores.

Comentá la nota