Fracasó un encuentro para lograr un acuerdo por la Villa 31

Una reunión de funcionarios del Onabe no llegó a una solución; vecinos amenazan con nuevos cortes; fuertes cruces entre el gobierno porteño y la Nación
Miembros del Organismo Nacional de Administración de Bienes (Onabe) se reunieron hoy para dialogar sobre posibles soluciones al conflicto con la Villa 31.

Si bien no se llegó a un acuerdo, el director ejecutivo de este organismo, Fernando Sanchez, aseguró que "hay que trabajar mucho" en el problema. Fernández dijo que el Onabe "no tiene responsabilidad directa" sobre el conflicto y señaló que "la solución le corresponde a un equipo multisectorial".

Representantes de la Villa acusaron al gobierno porteño de discriminación y amenazaron con nuevos cortes.

Norma Gutiérrez, delegada de un grupo de residentes, denunció ante la prensa que la villa sufre "una discriminación y abandono nunca vistos", y afirmó que "hay alguien muy malicioso que desea que (ese asentamiento) desaparezca".

"Demoler la Villa 31 es algo que no va a pasar nunca, porque habría muchos muertos. Y no creo que éste sea un gobierno como el de (Adolf) Hitler", sostuvo Gutiérrez.

La mujer se presentó junto a un grupo de vecinos en la sede judicial de la avenida Carlos Pellegrini y Córdoba, donde funciona el juzgado federal en lo contencioso administrativo 9, a cargo de la magistrada Cecilia Gilardi de Negri.

"Pedimos ser querellantes en esta causa. Hay una demanda que presenta (el jefe de Gobierno porteño Mauricio) Macri, y nosotros no fuimos consultados", se quejó Gutiérrez.

Comentá la nota