Fracasó el diálogo y sigue el paro en el Ingenio San Martín del Tabacal

Con el alto acatamiento con el que comenzó, el paro en el Ingenio y Refinería San Martín del Tabacal continúa sin que por el momento se avizore una salida al conflicto.
"Estamos en un punto muerto", ejemplificó el secretario general del Sindicato de Trabajadores del Azúcar, Martín Olivera, quien el viernes último mantuvo reuniones con el ministro de Trabajo de la provincia, Rubén Fortuny, y con representantes de la empresa.

El viernes último integrantes de la comisión directiva del Sindicato se reunieron con el ministro de Trabajo, quien fue hasta Hipólito Irigoyen en un intento por mediar en el conflicto. "(Fortuny) se interesó por los pedidos, básicos, el agua para la gente del campo, algo más que nada elemental; los compañeros que se accidentan en el lugar de trabajo y no quedan aptos para el trabajo y después la empresa quiere dar sumas irrisorias a gente que tiene 20 años de servicio", contó Olivera.

El secretario general añadió que a instancias de Fortuny hubo luego una reunión con tres abogados de la empresa, Roberto Mc Loughlin, Celso Amura y José Aráoz, pero no hubo avances. "De la parte empresaria lo único que recibimos fueron amenazas., que nos iban a mandar cartas documento, que tenemos tomada la fábrica, estupideces que no vienen al caso", afirmó Olivera, quien destacó que el acatamiento al paro es "del 100%, histórico, en todas las áreas". El ingenio está en temporada de zafra, por lo que la protesta se hace sentir con mayor fuerza.

El gremialista subrayó también que la conciliación obligatoria dictada respecto de las condiciones de trabajo está terminada y las partes quedaron liberadas. Explicó que se generó una confusión porque paralelamente están en una conciliación, dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, por las negociaciones en las que los obreros piden una mejora salarial.

Olivera dijo que la disconformidad por las malas condiciones de trabajo viene de larga data, "y la empresa lo único que hace es contestar con amenazas, pretendiendo infundir el miedo para que no reclamemos nuestros derechos, derechos que están reconocidos en la Constitución. Esto parece una república aparte, por eso yo digo en la república de El Tabacal pasan tales y tales cosas". El ingenio tiene 1.600 empleados, 900 trabajan en la planta industrial y el resto son temporarios que realizan tareas en la zona agrícola.

Como ejemplo, contó que la empresa pretende pagar 5 mil pesos de indemnización a un empleado con 20 años de servicio que sufrió un accidente de trabajo.

"En la Constitución nacional dice a igual tarea igual remuneración, en El Tabacal eso no se cumple, hay compañeros que hacen el mismo trabajo y que ganan menos por un convenio que se firmó", agregó el secretario general. Precisó que el salario básico de la categoría mínima es de 1.175 pesos en El Tabacal, cuando el básico en los ingenios de Tucumán es de 1.300 pesos.

En las paritarias los trabajadores piden elevar el salario básico mínimo a 1.492 pesos (un aumento del 27%) más una suma no remunerativa de 300 pesos. La empresa ofrece un incremento del 17%. Las conversaciones seguirán el próximo 15 de este mes.

Comentá la nota