Fracasó el acuerdo de levantar el paro

La propuesta fue presentada por los trabajadores y parecía encaminar la negociación. Sin embargo, las autoridades no garantizaron el pago del incremento acordado en 2008 y la medida continúa. Piden imparcialidad del Ministerio de Trabajo y la Presidencia amenaza con abrir sumarios.

Todo indicaba que el paro se iba a suspender por una semana pero se frustró en razón de la negativa de las autoridades a garantizar la decisión política de pagar los 150 pesos restantes para alcanzar el total de 500 acordado el año pasado.

Finalmente, se labró un acta donde la Presidencia del Instituto Provincial de Regulación de Apuestas (IPRA) anunció el inicio de sumarios y acciones judiciales por el desconocimiento de la conciliación obligatoria dictada desde el Ministerio de Trabajo provincial; y los gremios adelantaron que pedirán la intervención del Ministerio de Trabajo de Nación por considerar parcial el accionar de la cartera gubernamental durante la mediación.

Los sindicatos de ATE y UPCN acusaron "falta de voluntad por parte del Estado en solucionar el conflicto" y plantearon la nulidad de la conciliación obligatoria en función de que "el conflicto presentado es de derecho y no de intereses, basado en un incumplimiento generado por la patronal".

"Esta parte quiere dejar planteado que fue la única que al margen de desconocer la conciliación obligatoria arrimó una propuesta concreta al conflicto suscitado consistente en: suspender las medidas de fuerza por el plazo de cinco días para que el IPRA cumplimente con las cuestiones formales que el gobierno le exige para hacer efectivo el pago del salario comprometido en los acuerdos celebrados siendo este planteo rechazado por la patronal y remitiéndose solamente al pedido de levantamiento de las medidas", señalaron los representantes de los empleados en el acto firmado ayer durante la audiencia de partes.

A su vez, cuestionaron duramente la postura de los mediadores del Ministerio de Trabajo provincial señalando que "este Ministerio no actúa con la imparcialidad que le impone la ley, lo que amerita la reserva de requerir la participación del órgano nacional competente en la materia".

El aviso de sanciones por parte de las autoridades del organismo de regulación de apuestas y la presencia policial en el lugar también provocó malestar en los trabajadores: "Rechazamos cualquier amenaza de sumarios administrativos y rechazamos la presencia de la policía a las 18.35 de la tarde considerando que esto es un acto amedrentador del Ejecutivo ya que no existió ningún motivo que amerite su presencia que ponga en peligro los bienes y la seguridad de las personas que se encuentran en el interior incluyendo funcionarios", expresaron los sindicalistas en el acta.

Asimismo, los gremios hicieron explícito que se "responsabiliza al Ministerio de Trabajo por la pérdida total o parcial de los expedientes entregados al IPRA", teniendo en cuenta que se concedió a la Presidencia del ente descentralizado la documentación original, de todos los acuerdos y las negociaciones de partes realizadas en el Ministerio.

Comentá la nota