"La fotografía humanitaria muestra la deshumanización del mundo"

"La fotografía humanitaria muestra la deshumanización del mundo"
Lo afirmaron desde la delegación local que expone en el país las imágenes ganadoras.
Hace seis años que en la República Democrática del Congo terminó la guerra civil, pero la violencia no cesa: sólo en la provincia de Kivu Norte, cerca de 850.000 personas fueron desplazadas y viven hacinadas en campos de refugiados y centros provisorios para migrantes porque no tienen otro lugar a donde ir.

En los últimos diez años, las lápidas en El Congo superan los 5.400.000 y desde 2004, los niños y niñas se llevan el 47% de esas muertes provocadas, principalmente, por la malaria, la diarrea, la neumonía y la malnutrición, todas enfermedades prevenibles. Todas enfermedades de la pobreza.

Estas imágenes, la que muestran la violencia y le dan nombre y rostro a las estadísticas más duras de El Congo, son las que registró Andrew McConnell, el irlandés que ganó el certamen internacional de fotografía humanitaria de Médicos del Mundo, una organización que trabaja para que las poblaciones marginales accedan a servicios de salud de calidad como marcan los tratados internacionales de derechos humanos.

McConnell tiene 32 años y desde el 2004 trabaja como fotoperiodista autónomo en coberturas que publica en medios internacionales como The Independent, Guardian, FT Magazine, L'Express, Vanity Fair, Newsweek y Time Magazine.

La imagen que MDM premió forma parte de la serie "Crisis en El Congo" y es una de las 32 fotografías que a partir de este jueves se exponen en la Alianza Francesa de Buenos Aires -Córdoba 946, Galería 1er piso- y en las delegaciones internacionales de la organización.

Las otras imágenes seleccionadas fueron tomadas en distintos puntos del planeta donde el hambre, las catástrofes humanitarias, las guerras y las epidemias arrasan con las poblaciones más vulnerables.

Si bien no hay registros en el país –las únicas fotografías de América Latina tomadas en esta edición son de Haití porque África, una vez más, se quedó con el triste privilegio de ser la más retratada- entre los fotógrafos galardonados hay un argentino, Walter Astrada, que captó con su cámara a un nene keniata aterrorizado por la sombra amenazante de bastón.

LA DESHUMANIZACIÓN EN IMAGENES. El certamen internacional de fotografía humanitaria de MDM tiene 11 años, pero es la primera vez que se expone en Argentina, en el marco de una serie de actividades por el 10mo. aniversario de la organización en el país que el 28 y 29 de abril, organizó un seminario abierto sobre salud.

"La fotografía humanitaria es una herramienta para mostrar la deshumanización del mundo", afirmó el presidente de la delegación local, Gonzalo Basile, en diálogo con Críticadigital.

"Son imágenes que muestran el sufrimiento de las distintas sociedades civiles, en distintas ciudades del mundo –continuó-. Es una herramienta testimonial".

Este año, participaron más de 230 fotógrafos y se eligieron 32 trabajos, incluida una mención especial al chileno Orlando Barría, fotoperiodista de la Agencia Efe en República Dominicana, por la fotografía de un niño parado en medio una ruta, sólo, durante el paso del huracán Dean.

Según indicó Basile, hace un par de años que la red internacional de MDM acentúa la problemática del cambio climático, la falta de conciencia sobre la destrucción del medio ambiente y el impacto que esto tiene sobre la salud, un eje que también es prioritario para Naciones Unidas.

"Las altas temperaturas, el calentamiento global y la deforestación impactan en la epidemia del dengue y la reaparición de la fiebre amarilla, entre otros ejemplos", explicó el presidente de MDM Argentina y advirtió que en América del sur aún no se pudo erradicar el chagas y la leishmaniasis, dos enfermedades vinculadas a la pobreza y el medio ambiente que en Argentina, tienen alta incidencia en Chaco y Santiago del Estero.

Plasmar el dolor en imágenes e interpelar a la sociedad civil y a los Estados, para que las problemáticas de los sectores más vulnerables no se naturalicen ni se vuelan invisibles. Ese es el objetivo del Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña de MDM, un certámen que se creó en recuerdo de 4 de miembros de la organización que fueron asesinados mientras realizaban una labor humanitaria en Bosnia-Herzegovina y Ruanda, hace 11 años.

Comentá la nota